Entre el 11 de agosto y el 1° de septiembre nuestro Círculo Legal organizó una serie denominada Coloquios Constitucionales.

En dichos encuentros discutimos qué debería incluir la Constitución, el vínculo entre Constitución y gobernabilidadla protección constitucional de derechos y qué tipo de gobierno darnos.

Sin embargo, este debate no estaría completo sin analizar cómo se financia el Estado y los programas de una constitución.

“¿Qué materias tributarias debe incluir una constitución?”, fue la pregunta que dio título al primero de cuatro diálogos que conforman el ciclo Coloquios Tributarios, realizado el 8 de septiembre.

Una semana después, el análisis se centró en las medidas tributarias transitorias. ¿Son un respiro o una hipoteca al futuro?

En el tercer encuentro de esta serie, realizado el 22 de septiembre, discutimos La reforma fiscal del futuro.

Dicho espacio fue moderado por Christian Blanche, socio de Tax Advisors e integrante de nuestro Círculo Legal.

Además, contó con la participación de tres destacados conocedores y expertos de la materia legal y tributaria:

Ricardo Escobar, socio Fundador de Bofill Escobar Silva, director del Servicio de Impuestos Internos entre 2006 y 2010 y profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile.

Javiera Suazo, abogada y consejera en la Misión de Chile ante la OCDE.

César García, catedrático de Derecho Financiero y Tributario de la Universidad de Santiago de Compostela.

Temas tabú en la discusión tributaria de Chile

Para Escobar, el tema de la reforma tributaria “se ha hecho pandémico”, ya que está discusión se ha vuelto mundial.

“En todas partes están surgiendo necesidades a raíz de la crisis económica desatada por la pandemia”, enfatizó.

En ese sentido, enfocó su análisis de la cuestión tributaria chilena en “temas que son tabú”.

Primero, se refirió a lo que él denomina “el mito de la regresividad del IVA”, resaltando la necesidad de revisar este impuesto y llevar a cabo una ampliación de la base.

Escobar aseveró que “poner IVA a educación y salud es poner IVA al sector más alto de ingresos”.

A su vez, manifestó su opinión sobre el impuesto a las personas.

“La renta de la mayor parte de los chilenos es tan baja que no alcanza a estar gravada y la razón de eso tiene que ver con la productividad, porque el grueso de nuestra población es muy poco productiva”, añadió.

El exdirector del SII también dedicó parte de su intervención al impuesto al ahorro y al impuesto al patrimonio.

“Creo que ahí hay espacios donde uno podría pensar a futuro en reformas tributarias, pero es indispensable sentarse a ver los datos, ver concretamente dónde estamos parados hoy, a quién le queremos cobrar objetivamente y por qué razones“.

“Primero hay que evaluar el sistema que tenemos hoy”

Por su parte, Suazo señaló que “si queremos revisar nuestro sistema tributario con el objetivo de reducir los niveles de desigualdad, ese análisis no puede hacerse de manera sesgada respecto al rol preponderante que tiene el gasto público ante a este mismo objetivo”.

Asimismo, explicó que en países OCDE, en promedio, 3/4 de la reducción de desigualdad es por transferencias directas del Estado.

Añadió que solo 1/4  se debe a la progresividad del sistema tributario.

Suazo aseveró que, para pensar la reforma fiscal del futuro, “primero hay que evaluar el sistema que tenemos hoy”.

“Venimos de dos reformas tributarias importantes y todavía no es posible evaluar cuáles son nuestros niveles de cumplimiento tributario; para eso necesitamos tiempo”, apuntó.

A esto agregó la importancia  de conocer “qué factores, además de la estricta fiscalización y sanción de los evasores, tienen efecto en el cumplimiento tributario de las personas”.

“Ver esos factores en conjunto nos permitirá dar una mirada de futuro”, puntualizó.

Tributación y justicia

Durante su exposición, García enfatizó la relación entre el venidero proceso constituyente y la reforma tributaria.

“Las reformas tributarias estarán condicionadas por las decisiones que los constituyentes tomen en cuenta a la hora de definir los principios constitucionales en materia de ingreso y de gasto público“.

Asimismo, recalcó la importancia de “perfilar adecuadamente los principios por los que se va a optar a la hora de definir el deber de contribuir al sostenimiento de los gastos públicos”.

“Esos principios pasan por elementos de justicia”, afirmó.

Para el catedrático, la tributación en términos de justicia “se basa en un trípode fundamental: capacidad económica, generalidad y progresividad“.

A su vez, resaltó que toda constitución debe reconocer principios de justicia tributaria y principios de justicia en gasto público.

“De esa dualidad, fundamental para que las finanzas públicas contribuyan a la reducción de las diferencias sociales, tiene que surgir un sistema fiscal que tenga en la parte del gasto público un elemento esencial“.