“La esperanza de vida aumenta dos años cada década, es decir, le ganamos a la muerte unas horas cada día”, sostuvo Alberto Borrego, socio y director de la división de Salud y Servicios Sociales de everis, en la Mesa Redonda de Marketing: “Disrupción en los modelos de negocio”.

El expositor propuso el pasado 21 de marzo que la disrupción en el negocio de la salud es importante, porque “tiene muchos clientes y nos afecta a todos”. Además, la convergencia tecnológica y el paradigma de la medicina 4P son fundamentales para tener una mejor calidad y esperanza de vida.

Esta afirmación la sustenta en tres pilares. El primero tiene que ver con los sistemas de salud, como políticas de prevención, por ejemplo.

El segundo, es el desarrollo de la medicina, sobre todo de las terapias y diagnósticos. El tercero, se desprende de que “ahora somos mucho más capaces y manejamos mucho mejor las enfermedades”, según dijo Borrego.

El problema actual de la salud y qué necesitamos cambiar

“Cada vez es necesario gastar más para obtener un aumento en la esperanza de vida”, señaló el director de everis. También, se refirió a que el 70% de los gastos sanitarios se concentra en los últimos seis meses de vida, lo que limita la disrupción del modelo sanitario.

Para abordar esto, Borrego fue enfático al decir que existen dos puntos que atacar. El primero es el sistema sanitario actual, que es un ‘modelo reactivo’.

“La razón principal es porque nos focalizamos en las enfermedades, su diagnóstico y tratamiento, pero muy poco en la parte preventiva, en cómo tratar las cosas antes de que sucedan”.

El segundo punto fue cómo se abordan las soluciones. “Está basado en aproximaciones que cubren un montón de individuos, pero lo que aplica para la mayoría, no necesariamente sirve para cada uno de nosotros”, sentenció Alberto.

“El foco y la orientación de los sistemas de salud no estaban puestas en el paciente, sino que en la actividad”, señaló Borrego, señalando la investigación del académico de Harvard, Michael Porter sobre ‘La Fórmula del Valor’.

“Lo que realmente miran los hospitales es cuántas operaciones se han hecho y no tanto cómo ha mejorado la calidad de vida de la persona, entonces él propone medir los resultados en salud, no la actividad”, agregó.

“Es necesario que las organizaciones sanitarias hagan un giro para maximizar el valor y este debe regir las decisiones. […] Por primera vez en la historia somos capaces de digitalizar al ser humano”, comentó Alberto Borrego.

Tecnologías, avances y medicina 4P

Las revoluciones tecnológica y digital pueden ser apoyadas por las móviles y por “la principal sensorización combinada con la parte genética, nos permite digitalizar al ser humano y tenerlo caracterizado en todo momento”, señaló Borrego.

La medicina debe ser 4P, planteó Borrego. Esto significa que sea focalizada en la prevención y que sea predictiva, personalizada y participativa.

“La tecnología permite detectar patrones de enfermedades que sean capaces de evaluar el riesgo individual antes de que aparezcan los síntomas”, dijo el experto.

La idea de este tipo de medicina que utiliza principalmente la tecnología, es anticipar enfermedades, conocer la evolución de una enfermedad y seleccionar un tratamiento adecuado y de menor costo.

Borrego agregó: “El rol del paciente como protagonista de su salud es fundamental en el cuidado y decisiones asociadas a su salud”.

Para concluir, Borrego enfatizó: “El blockchain, o estructura de los datos encadenados, es capaz de registrar todos los actos médicos y definir el esquema de inter-operatividad en el que podemos darle la herramienta al paciente para que acceda a su información cuando quiera”.

Revive esta presentación mirando el video y descargando el ppt aquí.