“Hoy el ser humano vive en dos mundos”, señaló el expresidente Ricardo Lagos, haciendo referencia al libro The Game.

Para el exmandatario, al igual que en la obra de Alessandro Baricco, “cada persona tiene el mundo real y este otro al que entra cuando se conecta a Internet“.

Lagos hizo estas afirmaciones durante el sexto programa del Ciclo En Persona, conducido por el escritor Cristián Warnken.

Quien fuera jefe de Estado entre 2000 y 2006 partió la entrevista haciendo alusión a este libro para referirse al reto que plantea la crisis sanitaria.

“¿Cómo entendemos este desafío del ahora cuando existen estos dos mundos?”, cuestionó.

Lagos destacó que se trata de un “desafío civilizatorio”, del cual “no sabemos las respuestas porque es un mundo nuevo”.

“Ya no es solo los dos mundos de Baricco, sino el otro mundo: el de la pandemia“.

Encontrar el alma de Chile a través de la política

Estamos en un momento incierto, en gran medida debido a las consecuencias del coronavirus, y Lagos está consciente de ello.

En ese sentido, el expresidente apuntó que para navegar este “mar de incertidumbre” es necesario recurrir a la política.

Lagos puso como ejemplo la crisis financiera del 2008, donde “los mercados se administraban solos”, pero, una vez llegada dicha crisis, “no administraron nada y se recurrió a los dirigentes políticos”.

“La política tiene la capacidad de encausar”, enfatizó.

Sin embargo, resaltó que en Chile “la política está muy mal”.

Nos falta encontrar el alma de Chile y expresarla […] Entre todos tenemos que encontrar esa alma”.

La recuperación pospandemia y el rol de las generaciones jóvenes

Por otro lado, Lagos afirmó que esta crisis tiene una característica que ninguna otra ha tenido: “la pérdida de la capacidad productiva del país”.

Además, plantea un desafío de gran envergadura, ya que, desde su perspectiva, se acentuarán las desigualdades entre países.

“Los ricos se van a recuperar antes, pero los países chicos se van a demorar más“, agregó.

A su vez, hizo referencia a las estimaciones del Fondo Monetario Internacional, que señalan una caída del 9% en Latinoamérica.

“Si Chile lo hace bien, y tenemos las capacidades para hacerlo, [la recuperación] puede tomarnos de tres a cuatro años“.

En otro aspecto, el exmandatario señaló que “cada generación construye su propia épica y su propio relato”.

En ese sentido, aseveró que es fundamental que las personas, especialmente las más jóvenes, tengan mente abierta y estén dispuestos a cambiar de pensamientos.

“Ojalá los jóvenes empiecen a pensar que les tocará administrar este nuevo cambio civilizatorio del mundo“.

Dicho cambio implica “la creación de nuevas instituciones políticas”, pero sabiendo que “no se puede gobernar a punta de plebiscito”.

En Chile faltó prevención

En cuanto al momento actual, Lagos destacó la relevancia de profundizar la parte preventiva de los sistemas de salud.

Agregó que “la prevención, casi siempre, la hace el Estado”.

Además, contó que tuvo la oportunidad de reconocer ante el Presidente Sebastián Piñera un buen trabajo en la parte hospitalaria.

“Se preocupó desde enero en traer lo que había que traer“, recalcó.

Sin embargo, expresó que faltó ahondar en la parte preventiva y “no hubo pedagogía” durante los meses previos a los primeros casos positivos en el país.

Briones, “un ministro con empatía”

El expresidente Lagos también se refirió a la figura del ministro de Hacienda Ignacio Briones.

Añadió que cuenta con “una cualidad muy importante”: la empatía.

En ese sentido, recordó la forma en la que el ministro manejó una situación con un grupo de camioneros durante los primeros días de su gestión.

Asimismo, detalló que le gustaría “un mundo político que se pone detrás de quien tiene que mandar”.

“Me gustaría que la oposición estuviera dispuesta a colaborar y el Gobierno a escuchar en serio”.

“Latinoamérica tiene que hablar con una voz”

En cuanto al panorama mundial y geopolítico, expresó que “Latinoamérica, para pesar, necesita de los dos grandes: Brasil y México”.

Hoy estos dos países están en las antípodas y ahí tenemos un problema mayor”.

Además, señaló que, en el pasado, Chile jugaba un rol importante y “ahora cuesta imaginarlo”.

Lagos también habló sobre el papel geopolítico de países como Estados Unidos, China e, incluso, India y Rusia.

Puntualizó que Latinoamérica, “si quiere ser algo”, tiene que hablar con una sola voz.

Explicó que eso implica “entender que puede haber Gobiernos con dilemas políticos distintos pero con un entendimiento básico”.

Concluyó que nos dirigimos hacia un mundo en el que será necesario ser “un país continente” para ser escuchado.