En plena crisis sanitaria es lógico que las autoridades de salud tomen una importante relevancia.

Sin embargo, dadas las características de esta pandemia, otros nombres han resaltado en nuestra contingencia.

Tal es el caso de Ignacio Briones, ministro de Hacienda, quien durante los últimos meses ha desempeñado tareas fundamentales en medio de este complejo escenario, quizá el más duro de los últimos años.

No en vano ha sido evaluado como uno de los mejores ministros, según la reciente encuesta Plaza Pública de CADEM.

Briones fue, precisamente, el invitado de Cristián Warnken en el último programa del Ciclo En Persona.

En este encuentro, transmitido a través de ICARE TV, pudimos conocer aspectos personales y profesionales del actual responsable de Hacienda.

Prudencia, virtud con doble valor

Una de las primeras palabras que surgió durante la conversación entre Warnken y Briones fue prudencia.

Para el ministro, se trata de una virtud que, hoy día, redobla su valor en un escenario como el actual.

“Es la principal virtud en momentos como este”, agregó.

En ese sentido, resaltó que “las soluciones más fáciles están en los extremos“, mientras la prudencia “apunta al bien común”.

“Individualismo no es egoísmo, es reivindicar la originalidad humana”

El ministro Briones también ahondó en el significado de individualismo, “un concepto manoseado” que se asocia al egoísmo.

“Es algo que, probablemente, los liberales no hemos sabido despejar con tanta fuerza, pero se ha instalado esa idea de que el individualismo es sinónimo de egoísmo“.

Asimismo, añadió que presentar el individualismo como la búsqueda del beneficio personal “es una simplificación tremendamente injusta”.

“Individualismo es reivindicar la originalidad humana en distintos aspectos […] Los liberales clásicos hablan de interés propio y el interés propio siempre tiene en consideración al otro: la justicia, el bien común, la empatía“.

Briones apuntó que, en definitiva, “lo que está inserto en el credo liberal es esta idea de que cada persona pueda aspirar y desplegar su proyecto vital“.

Economía y política de la mano

Por otro lado, Warnken y Briones conversaron sobre la importancia de los economistas en Chile, especialmente en la toma de decisiones relevantes.

El ministro destacó que dichas decisiones “no pueden nutrirse solamente de la mirada estrictamente económica”.

“La economía se llamaba originalmente economía política porque busca ser un instrumento para entender ciertos fenómenos sociales y ponerlos al servicio de la discusión pública”.

Briones agregó que “las políticas públicas tienen elementos económicos”, pero también deben tener una mirada mucho más amplia.

El desafío de contrarrestar los efectos de la pandemia

La autoridad del Ministerio de Hacienda señaló que la crisis actual “es súper atípica”.

“Es de un calibre que no conocíamos probablemente en los últimos 100 años”, añadió.

Briones explicó que la pandemia genera una alteración forzosa de nuestra vida cotidiana, ocasionando un impacto económico.

“Las herramientas que tomes para levantar la economía no son las usuales […] Acá hay mucho por ir descubriendo”.

En el caso de Chile, destacó que “somos afortunados” al tener años de construcción de institucionalidad.

“Contamos con un set de elementos institucionales que nos permiten tener una capacidad de respuesta que ningún país vecino tiene“, agregó.

En ese sentido, apuntó que eso es un llamado a “valorar algo que hace pocos meses estaba con descrédito”.

“En estos momentos se ve cuánto valen esos años de buenas políticas”, resaltó.

Enfrentar el retroceso

Sobre el impacto económico de la pandemia, Briones afirmó que “no vamos a retroceder a niveles de los años 80”.

“En aquel entonces éramos tremendamente pobres, 50% de pobreza, un ingreso per cápita siete veces menor al que tenemos hoy”.

Sin embargo, aseveró, “vamos a tener un retroceso; un aumento de la pobreza y del desempleo muy importante“.

“Es una crisis muy fuerte. Lo que nos cabe a nosotros es tratar de aminorar sus efectos“.

Briones expresó que muchas veces le asombra “que no se le tome el peso a la magnitud de esto”.

“Lo veo en distintos planos, nuestra discusión pública muchas veces parece estar en Saturno“.

Para el ministro algo está claro: “Es una urgencia nacional en la que cabe dejar a un lado los personalismos”.

“Debemos buscar un plan, esta crisis no se puede abordar de manera separada, se requiere mucha unidad para salir adelante”.

Conversaciones, diálogos y acuerdos

En ese orden de ideas, Briones y Warnken ahondaron en la relevancia de conversar y dialogar.

Quien renuncia a conversar, renuncia a pensar, tiene una fatal arrogancia de pretender tener la verdad”, detalló el ministro.

Briones recalcó que “la conversación en política es la clave de todo”, porque implica que “las posturas que cada quien tenga pueden ser fruto de un debate, un diálogo o un acuerdo”.

“Es la reivindicación civilizatoria de cómo las diferentes posturas se encuentran“, añadió.

Respecto al acuerdo alcanzado hace pocos días con la oposición, explicó que ya había una discusión establecida.

“Se venía discutiendo desde antes y el Colegio Médico acelera ese proceso, abre una ventana de oportunidad política“.

El ministro detalló que el Presidente Sebastián Piñera hizo el llamado y situó estas conversaciones “en un eje bien específico: el marco fiscal, la recuperación económica y del empleo y la protección de los ingresos de las familias“.

Briones enfatizó que en esas dos semanas de conversaciones percibió “un sentido republicano y una comprensión profunda del momento histórico que estamos enfrentando“.

“Eso entrega una luz muy valiosa de esperanza a la ciudadanía, porque tenemos la posibilidad de generar acuerdos”.

Pensamiento crítico, “el activo más valioso”

Durante la parte final de la entrevista, Briones se refirió a la importancia de la cultura y las humanidades.

“Son expresiones del aporte de la sociedad civil al debate de lo público, que no solo se reduce a lo estatal”.

Además, añadió que “es un tercer pilar (además del Estado y el mercado)” que permite a quienes hacen política “cuestionar sus propios paradigmas”.

Asimismo, señaló que las artes y las humanidades le imprimen al debate el pensamiento crítico y la capacidad de cuestionar las cosas.

“Creo que en tiempos de incertidumbre el activo más valioso es el pensamiento crítico y eso solo puede pasar por una extensión y profundización de las humanidades”.

Mira nuevamente En Persona. Conversaciones sobre la vida, el país y el futuro con el ministro de Hacienda Ignacio Briones.