Al salir de 4° medio, en la mente de Diana Aurenque existía la posibilidad de tomarse un sabático.

Sin embargo, esta fue una opción que sus padres no contemplaban y le ofrecieron dos alternativas: estudiar o trabajar.

Aurenque optó por iniciar sus estudios universitarios y se debatía entre filosofía y psicología.

“Me meto a Filosofía en la USACH y después me cambio […] Eso fue un error y una maravilla”, confesó.

Se enamoró de la carrera desde el primer momento: “Desde el minuto uno dije ‘esto es lo mío'”, contó durante la conversación que sostuvo con Cristián Warnken en nuestro ciclo En Persona.

La doctora en Filosofía y directora del Departamento de Filosofía de la USACH fue la invitada del vigesimoséptimo capítulo de la cuarta temporada.

En dicho episodio, Aurenque ahondó en aspectos de su vida personal y de su trayectoria profesional.

Además, detalló cómo se adentró en el mundo de la filosofía médica en Alemania, país donde vivió por diez años.

Su paso por la nación europea le permitió especializarse en las líneas de estudio que hoy caracterizan su trabajo: filosofía de la medicina, antropología filosófica, ética filosófica y bioética.

“Tendremos que pensar mejor las estrategias para enfrentar una pandemia”

Respecto a la pandemia que irrumpió hace dos años y cómo transformó nuestras vidas en diferentes dimensiones, Aurenque apuntó que, como somos parte sociedades altamente protegidas, la sensación de crisis se maximizó con la llegada del Covid-19.

“La tolerancia a las crisis parece ser menor”, agregó.

Asimismo, destacó que los humanos tenemos múltiples capacidades de salud y múltiples capacidades de enfermar.

En ese sentido, las medidas adoptadas durante la pandemia permitieron proteger la vida biológica, pero impactaron en otras dimensiones.

“También enfermamos de soledad, de amor, de sinsentido”, explicó.

Desde su mirada, debemos pensar mejor cómo hacer frente a una pandemia a largo plazo.

Aprender a debatir

Por otro lado, también se refirió al Plebiscito que se celebró hace un mes y el triunfo del Rechazo sobre el Apruebo.

Al respecto, aseveró que, desde una postura autocrítica, faltó una propuesta que reflejara la búsqueda de una comunidad distinta.

“De ser una propuesta que enamorara más, hubiera sido mejor […]  No una que iba contra carabineros o contra la persona neoliberal, sino para que Chile que se abrazara mejor”, resaltó, haciendo alusión a una columna que escribió.

Aurenque también manifestó que, como país, debemos aprender a debatir y entender que podemos no estar de acuerdo con alguien e igual respetarlo.

“Falta fortaleza de carácter y saber lo que uno es […] Comprender que la otra persona no está de acuerdo conmigo y eso no pone en duda mi existencia”, puntualizó.