La curiosidad por ver más allá de las cosas y cuestionarlas fue algo que Claudio Grossman experimentó siendo muy joven.

Él aseguró que ese deseo por saber qué hay más allá está inspirado en el mar de su Valparaíso natal.

En esa búsqueda de respuesta a grandes preguntas llegó al camino del derecho.

Aunque pensó seguirle los pasos a su padre, un destacado médico, finalmente se decantó por la abogacía.

Actualmente Grossman es una reconocida figura del mundo jurídico, con una trayectoria marcada por sus labores en universidades de Chile, Holanda y Estados Unidos, pero también desempeñando cargos en organismos internacionales como las Naciones Unidas y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

El letrado fue el invitado de la trigésima edición de la cuarta temporada del ciclo En Persona.

Dicho capítulo se transmitió el domingo 23 de octubre a través de ICARE TV.

Una trayectoria llena de grandes hitos

Durante la conversación que sostuvo con Cristián Warnken, conductor del programa, Grossman detalló los grandes hitos de su carrera profesional.

En ese sentido, destacó su carrera como profesor en Holanda y decano de la American University Washington College of Law.

Pero el rol más destacado que le ha tocado desempeñar es el de agente de Chile ante La Haya frente a la demanda marítima de Bolivia.

En dicho caso, resaltó Grossman, fue muy importante la unidad y el consenso nacional que existía ante el tema.

Desde su mirada, el abordaje que se hizo del caso fue de tal nivel “que nunca se hubiera perdido”.

“Los bolivianos cometieron un gran error presentando este caso, sometieron sus pretensiones históricas a las pretensiones de una corte internacional, sin los argumentos necesarios para ganar”, afirmó.

“Se perdió una oportunidad histórica”

Por otro lado, Grossman se refirió a la decisión de la Cancillería de omitir su candidatura a la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

El jurista chileno buscaba optar por la vacante que dejó la muerte del juez brasileño Antônio Cançado Trindade.

A su parecer, esta fue “una oportunidad histórica perdida” para Chile y hay que buscar los aprendizajes de este episodio.

Por otro lado, recalcó la relevancia de las relaciones internacionales y de los protocolos.

“Es importante el respeto al derecho internacional y sus protocolos […] Saltarse cosas pone en riesgo las relaciones internacionales”, aseveró.