Andrés Cruz atesora muchos recuerdos de su infancia, pero hay uno que conserva vívidamente hasta hoy.

“Todos los sábados tenía que ir a limpiar la biblioteca de mi abuela”, rememoró.

Para él, el contacto con tantos autores y obras de gran renombre le hizo adquirir una pasión por el humanismo.

En ese sentido, apuntó que esa es, probablemente, la razón principal de decidirse por Derecho como carrera de profesión.

El convencional constituyente por el Distrito 20 fue el invitado del sexto capítulo de la cuarta temporada de En Persona.

Dicho capítulo se transmitió en vivo el domingo 24 de abril a través de ICARE TV.

Durante la conversación con Cristián Warnken, el abogado se refirió a distintos temas de actualidad nacional, de su trayectoria profesional y su vida personal.

Entre otras cosas, Cruz dio su punto de vista sobre la revitalización de la izquierda socialdemócrata, detalló su experiencia como fiscal, habló sobre el conflicto en el sur de Chile y ahondó en el trabajo de la Convención Constitucional y la importancia del diálogo con sectores de la derecha.

“Las alarmas se estaban levantando desde hace tiempo”

En referencia al conflicto que existe en el sur, Cruz apuntó que no se puede abordar como un problema reciente.

El abogado apuntó que entre el año 2009 y 2010 ya estaba notando la presencia de grupos terroristas armados.

“Las alarmas se estaban levantando desde hace mucho tiempo […] Ahora, por lo menos, hay cuatro grupos paramilitares desarrollando sus actividades en esa zona y, no guste o no, ejercen control territorial”, manifestó.

A su vez, aseveró que en la resolución de este problema “hemos fallado todos”.

“Hemos naturalizado la violencia, ha faltado compromiso y voluntad del mundo político, pero ellos se mueven por la presión que podamos ejercer nosotros como ciudadanos y no hemos hecho una labor contundente para que esto se revierta”, recalcó.

También explicó su posición crítica a los indultos relacionados con los hechos del estallido social del 18-O.

“El miedo a las redes sociales se ha transformado en un derrotero que muchos de los que forman parte de la izquierda no quieren superar”, afirmó.

Asimismo, resaltó que ese tipo de conducta violenta no puede ser aceptada en una sociedad democrática y que sus principios de izquierda lo obligan a oponerse a dicha conducta.

El rol de la derecha en la Convención Constitucional

En febrero, Cruz criticó la poca participación de la derecha en las deliberaciones que se estaban dando en la Convención.

Más allá de los debates en el plenario, comentó, había conversaciones que se daban en otros espacios sin la participación de la derecha.

“Antes de llegar a la sesiones ya se sabía quién iba a votar por qué o ya se tenía la certeza de quién había redactado qué […] Un grupo importante era excluido del proceso de deliberación sin influir en la redacción propia de la norma”, comentó.

Además, Cruz agregó que existen distintas derechas en el órgano constituyente, derechas que, varias veces y a pesar de las tensiones, “se han visto forzadas a aliarse para los efectos de no ser avasallados”.

“Lo lamento mucho y confío en que esto [la exclusión de la derecha] se pueda revertir en las comisiones que vienen ahora”, destacó.

El convencional puntualizó que “se han dado luces en torno a sectores que habían planteado una relación bastante compleja con la derecha”.

“Se han ido morigerando para llegar a una perspectiva de inclusión que creo que puede dar buenos resultados”.