Diálogo y colaboración son dos términos que es necesario tener presente en cualquier ámbito de la vida.

Si los trasladamos al panorama empresarial, son palabras muy relevantes, sobre todo pensando en el escenario que, como país, se viene en los próximos meses.

En ese sentido, nuestro Círculo de Personas y Organización organizó el coloquio El desafío de la colaboración y el diálogo social.

Este espacio, transmitido a través de ICARE TV, EMOL y otras plataformas digitales, fue moderado por Enrique Munita, abogado y socio fundador de Munita & Olavarría.

Además, contó con un panel que estuvo integrado por importantes figuras del mundo empresarial, sindical, jurídico y político:

Osvaldo Andrade, abogado, exministro del Trabajo y Previsión Social y expresidente de la Cámara de Diputados.

Vivianne Blanlot, directora de CMPC y Antofagasta Minerals.

Arturo Martínez, presidente de la Central de Trabajadores de Chile.

Camila Merino, exministra del Trabajo y Previsión Social.

Álvaro Flores, profesor, abogado y juez del 2do Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago.

El desafío de la colaboración y el diálogo social

Desde la mirada de Andrade, en Chile estamos ante una gran necesidad de establecer diálogos.

En ese sentido, el abogado explicó que eso se debe, en parte, a la “brutal deslegitimización” de nuestras instituciones.

Por su parte, Blanlot señaló que el resultado de un diálogo social debe llevar a mejorar los niveles de colaboración entre empresas, trabajadores y el ecosistema que los rodea.

Asimismo, Martínez enfatizó que no existe otra forma de entendernos que no sea a través del diálogo social.

“En un clima como el actual lo único que podemos esperar es que conversemos y enfrentemos el proceso que viene“.

La exministra Merino destacó que el diálogo es un elemento clave para el éxito a largo plazo de cualquier empresa.

“A veces las empresas piensan que esto ralentiza la toma de decisiones, pero cuando se ejecutan los acuerdos los procesos transcurren más rápido”, enfatizó.

A su vez, Flores hizo un llamado a “destrabar lastres y transitar hacia un nuevo modelo de relaciones laborales”.

El letrado puntualizó que “el proceso constitucional que se avecina tendrá que abordar un capítulo relevante sobre relaciones laborales”.