Para Gonzalo Blumel, entender el estallido social pasa por hacerse tres preguntas, a las que catalogó de “fundamentales e indispensables”.

1 – ¿Qué nos pasó?

2 – ¿Cómo superamos esta crisis?

3 – ¿Qué podemos hacer?

Durante su participación en La vía política, primera sesión de ENADE 2020, “El Comienzo: Economía + Política”, el ministro del Interior señaló que estas interrogantes permiten “hacernos cargo del momento actual y buscar caminos para encausar la crisis que estamos enfrentando”.

18-O: ¿qué nos pasó?

Dar respuesta a esta pregunta es, quizá, el primer paso hacia posibles soluciones y así lo dio a entender Blumel.

“Sin un consenso mínimo del diagnóstico de lo que ocurrió va a ser difícil hallar una solución“, apuntó el ministro.

Pero, por encima del diagnóstico, la autoridad nacional enfatizó en tres aspectos que quedaron en evidencia tras el estallido social.

Primero, se refirió a la “percepción del debilitamiento de la promesa meritocrática”, elemento fundamental de nuestro pacto social.

“El pacto social se quebró y tenemos que encontrar una manera de recomponerlo”, afirmó Blumel.

En segundo lugar, el ministro resaltó que hay una profunda y grave crisis de confianza en las instituciones.

“Cuando se deterioran las instituciones se produce el ambiente ideal para la aparición de los populismos y los autoritarismos”, enfatizó.

Como tercer elemento, señaló la “inaceptable validación que ciertos sectores están realizando en torno a la violencia“, como un método de expresión legítimo de nuestra sociedad.

“La violencia es incompatible en una sociedad democrática”, aseveró Blumel.

Por otro lado, el ministro dijo que sería un profundo error caer en “propuestas de atajos y quiebres institucionales”.

Es un salto al vacío […] Eso no solo daña a la democracia, sino a los sectores más vulnerables”, destacó.

Una hoja de ruta para hacerse cargo

El ministro explicó que hacer frente a esta situación será un proceso profundo, sin atajos, que tomará tiempo solucionar.

“Esto es más parecido a una maratón que a una carrera de 100 metros”, ejemplificó la autoridad nacional.

Blumel expresó que se debe impulsar “un proceso de cambios” y “reformas graduales” que puedan procesarse política y socialmente.

En ese sentido, destacó la hoja de ruta propuesta por el Gobierno, plan que contempla “dos vías complementarias y simultáneas”:

1 – El Plebiscito

2 – La agenda social

Además, Blumel hizo un recuento de las acciones a corto y mediano plazo en las que el Gobierno se encuentra trabajando en materia previsional, de salud y seguridad.

Una democracia sólida para salir adelante

Durante la parte final de su intervención, Blumel hizo una invitación al optimismo, pero sin olvidar que “hay una responsabilidad compartida de todos los actores y todos los sectores“.

“¿Qué podemos hacer para superar esta crisis?”, preguntó el ministro.

Blumel señaló que “es fundamental la fuerza emprendedora y el compromiso del mundo privado y empresarial“.

“Valores como el emprendimiento, el coraje, el trabajo bien hecho, son fundamentales y tenemos que seguir impregnando en nuestra sociedad”.

Además, destacó que nuestra democracia cuenta “con la suficiente democracia para salir adelante”, al tiempo que instó a confiar en Chile y ser optimistas.

“Hay un camino difícil al frente, pero hay un camino […] Tenemos que salir adelante, no es una opción, es una obligación”.

Mira el video y revive su presentación.