Los días siguientes al 18 de octubre marcaron un precedente en la historia de Chile.

“¿Qué pasó?”; una pregunta recurrente en los análisis tras el estallido social y, también, el nombre de la presentación que el diputado Diego Schalper hizo en ENADE 2020, El Comienzo: Economía + Política.

El representante de Renovación Nacional participó en la primera sesión del evento, denominada La vía política.

En dicho espacio, hizo un diagnóstico de lo que gatilló el 18-O y, además, enlistó algunas de las acciones que, según su punto de vista, podrían ayudar a la recuperación del país.

“No hay democracia sin orden público”

Lo primero que destacó el diputado Schalper es que en Chile “hay un problema real de orden público”.

Enfatizó que esto tiene “raíces en temas sociales”, pero rechaza la idea de que el malestar colectivo justifique la violencia.

“No vamos a recuperar el orden público si no nos hacemos cargo de las raíces de fondo que hay detrás de este malestar”, señaló.

Sin embargo, destacó que para lograr “las reformas sociales que Chile necesita” se debe tener una postura clara de resguardo del orden público.

“No hay democracia sin paz social, pero tampoco hay democracia sin orden público“, apuntó Schalper.

La paradoja del uso de la fuerza

El diputado también hizo referencia a lo que él califica como la normalización de la violencia, mencionando algunos ejemplos.

“Barrios tomados por el narcotráfico, barras bravas que practican la violencia como modo de entendimiento, que para reclamar una legítima demanda educativa usted se tome un establecimiento […] Cuando no tenemos una voz clara que condena que el fin no justifica los medios, empezamos a retroceder”.

Asimismo, habló sobre la “compleja paradoja” del uso de la fuerza por parte de los cuerpos de seguridad.

Si los Carabineros no actúan, son ineficaces; si actúan, son abusadores. En ese dilema el orden público sale perjudicado”, resaltó.

Para Schalper es fundamental “entender que las democracias tienen que hacer uso de la fuerza para repeler la violencia ilegítima“.

Pero, agregó, hay que “exigir que el ejercicio de la fuerza debe hacerse de una manera ordenada y bien regulada“.

“Tenemos que hacernos cargo”

Por otra parte, Schalper aseguró que hay “una pobreza multidimensional que es real” ante la cual “no podemos ser indolentes”.

Agregó que algunas promesas del modelo no se han cumplido y “tenemos que hacernos cargo”.

“Si no nos hacemos cargo dejamos la cancha abierta para que aquellos que vienen con los cantos de sirena del estatismo encuentren su mejor caldo de cultivo”, dijo Schalper.

Además, recalcó que “la gente clama por seguridades” y el Estado “es ineficaz para dar soluciones”.

Chile tiene una crisis de trato, de relación, de conversación, y en eso tenemos todos una responsabilidad”, señaló.

Ante los desafíos, hay que actuar

Durante la parte final de su intervención, Schalper expuso algunas medidas que para él son fundamentales, en pro del país.

Además de recuperar el orden público y su legitimidad, “tenemos el desafío de recuperar el diálogo sin simplismo y sin maximalismo“, detalló.

Agregó que deben llevarse a cabo algunas reformas sociales de fondo, “pero bien hechas” y “sin populismo”.

Con respecto al plebiscito del próximo mes de abril, el diputado expresó que no está de acuerdo con “la tesis de la refundación que inspira a esta idea de la nueva Constitución”.

“Las constituciones no son piedras que no se puedan modificar […] Los países se construyen con reformas, no creyendo que hay que partir de cero”, enfatizó.

Finalmente, indicó que “la gente nos encomienda la responsabilidad de canalizar este malestar social y tenemos que trabajar incansablemente para que la canalicen las voces moderadas”.

Mira el video y revive su presentación. También puedes descargar su PPT aquí.