Al escuchar la intervención de un ministro de Hacienda uno esperaría un sinfín de cifras, escenarios y proyecciones.

Pero esa no fue la intención de Ignacio Briones durante su participación en ENADE 2020 El Comienzo: Economía + Política”.

“Chile: Una ruta al futuro” fue la presentación del ministro en “esta ENADE que se da en un contexto particular”.

“Quisiera hacerme eco de la invitación de esta ENADE, que es buscar la vinculación entre la mirada económica y el momento político que enfrentamos“, afirmó.

¿Cómo nos hacemos parte de la solución?

El responsable de la cartera de Hacienda apuntó que los hechos de los últimos meses nos han impactado a todos.

“Las demandas sociales importantes fueron seguidas por un clima de violencia que no estaba en nuestro registro histórico“, añadió Briones.

A eso se sumó la caída de las expectativas y la confianza empresarial, lo que se tradujo en una disminución de la actividad económica importante, y agregó que “una de las mayores preocupaciones es el aumento del desempleo“.

Briones destacó que estos elementos son preocupantes, pero “lo que nos mandata ahora es pasar del preocuparnos al ocuparnos“.

“¿Cómo nos hacemos parte de la solución y no solamente pedir, exigir y demandar?”, se preguntó.

El ministro hizo una invitación a mirar al futuro, pero no con un optimismo “que sea buenismo”, sino con uno que tenga sentido de realidad.

“Es lo que uno espera de los líderes, mirar más allá con un sentido de la ética y la responsabilidad“.

Tres problemas

En referencia al psicólogo Nobel de Economía, Daniel Kahneman, el ministro habló de lo que este experto llama sesgo de dotación.

Nuestras decisiones y mirada de futuro están sesgadas por tener en nuestra memoria los impactantes hechos recientes”, explicó.

En ese sentido, Briones mostró una tabla con la disminución de los eventos de violencia en Chile desde el 15 de octubre hasta el 15 de enero.

“Este sesgo de dotación nos induce a pensar que la situación sigue como si estuviéramos en el día uno”, aseveró.

Quedarse atrapado en este sesgo produce, según el análisis del ministro, tres problemas principales:

1 – Sobrerreaccionar o abrir la billetera termina la violencia: “no se puede confundir la magnitud de las demandas sociales con la magnitud de la violencia”.

2 – “No valorar aquello que se hizo en el pasado, lo bueno y lo malo”.

3 – Pesimismo: “sesgo para proyectar el futuro con reflexión, con altura, mirando lejos”.

“Una democracia que funciona”

Por otro lado, Briones hizo un balance de la evolución económica del país en las últimas décadas.

Asimismo, resaltó, entre otras cosas, el incremento del Índice de Desarrollo Humano (IDH), la cobertura bruta de educación superior y la esperanza de vida al nacer.

Además, ahondó en los cambios del PIB per cápita y en la “disminución impresionante de la pobreza y la desigualdad”.

“No estamos diciendo que no tengamos problemas de desigualdad, pero hemos tenido una disminución de la desigualdad mediana de ingreso notable en el contexto Latinoamericano“.

El ministro también dedicó parte de su presentación a ese “sentimiento pesimista y amargo” con respecto a la democracia chilena.

En ese sentido, destacó los resultados publicados por The Economist Intelligence Unit en los que se incluye a Chile en un grupo de 23 países (de 167) con una democracia plena.

“Debemos reconocer lo que no hicimos”

Pero, por otro lado, también es correcto reconocer las omisiones y así lo manifestó el responsable de Hacienda.

“Así como somos responsables de los éxitos, también somos responsables de los errores que se cometieron“.

Briones calificó de mezquindad el hecho de “achacarle a este Gobierno todos los errores acumulados, que son responsabilidad de todos en mayor o menor grado”.

El ministro explicó que, más allá de la desigualdad de ingresos, el trato y el clasismo es “uno de los principales problemas que tenemos”.

Las personas resienten la desigualdad de oportunidades, que los beneficios y las recompensas no tengan que ver con los talentos”.

Añadió que “esto es grave” ya que viola la promesa básica de la democracia liberal y del ideal meritocrático”.

Además, apuntó que, aunque se ha avanzado mucho en movilidad social, dentro de la OCDE solo estamos por delante de Grecia, México y Turquía.

“En Chile sigue siendo cierto eso de donde naces o a qué familia perteneces marca, de manera significativa, hasta dónde puedes llegar y eso es inaceptable en una democracia liberal y una sociedad meritocrática que queremos construir”.

No obstante, el principal problema actual, según lo planteado por el ministro, es la pérdida de confianza en nuestras instituciones.

Hoja de ruta social y económica compartida

Para Briones es clave que se defina una hoja de ruta, que, básicamente, debe contener estos tres aspectos:

1 – Definir las prioridades, “porque parte del problema que tenemos en este momento es que todo parece una prioridad”.

2 – Fijar un punto de llegada, “construir un recorrido de forma creíble”.

3 – Concordar estaciones intermedias, “tiene que ser una hoja de ruta gradual, no nos podemos saltar 20 estaciones”.

Añadió que “esto no puede ser un Big Bang”, pues lo que se quiere evitar es “saltar hacia el vacío”.

“Quienes queremos construir buenas políticas públicas no podemos ceder a las experiencias o sueños refundacionales“, enfatizó.

Briones agregó que es necesario un “reformismo realista”, porque de esta crisis solo se puede salir con cambios creíbles.

En ese sentido, expresó que, como prioridad, pensiones y salud están en el primer lugar.

“Estamos avanzando”, aseveró el ministro, y destacó medidas como el pilar solidario y la reforma de pensiones, baja en las tarifas de transporte para adultos mayores, avances en la agenda de medicamentos y la reforma de Fonasa, Ley de Apoyo a las Pymes, entre otras.

“Estamos haciendo cosas y el Estado es un pilar fundamental, pero sin crecimiento no hay agenda social posible“, resaltó.

Briones puntualizó que “el desafío que tenemos por delante es mirar largo y mi invitación es que pensemos en Chile 2040“.

El ministro instó a renovar la apuesta por Chile y calificó de fundamental el hecho de poder alcanzar grandes acuerdos.

Mira el video y revive su presentación.