Escribir y leer son dos grandes pasiones de la neuropsiquiatra infantojuvenil Amanda Céspedes.

Ella siempre tiene varios libros sobre su velador y apunta que quienes trabajan con niños “deben tener como oficio leer”.

“Leer es un viaje constante a mundos misteriosos e incógnitos”, afirmó la presidenta de la Fundación Educacional Amanda en el sexto y último capítulo de la segunda temporada del ciclo En Persona.

Céspedes, quien también es directora del INASMED, conversó con Cristián Warnken en este episodio transmitido el domingo 18 de abril a través de ICARE TV y Emol.

“Los niños lo tienen todo”

Durante la conversación, la neuropsiquiatra definió la educación como “el acompañamiento a un niño que posee un potencial extraordinario”.

En ese sentido, Céspedes resaltó que dicho potencial “debe ser actualizado gradualmente en un proceso armonioso“.

Sin embargo, aseveró que una mala educación puede acabar desmantelando el potencial de los niños.

Asimismo, explicó que es erróneo decir que educar es dotar al niño de lo que no tiene, ya que “los niños lo tienen todo”.

En cuanto a la educación emocional, la escritora señaló que, a medida que un niño va creciendo, hay que saber acompañarlo en la consolidación de una personalidad y de todas las habilidades sociales que necesitará durante su desarrollo.

Docentes amordazados y atados de manos

Por otro lado, Céspedes afirmó que es muy crítica con la educación de hoy.

Desde su mirada, los docentes están “amordazados y atados de manos por una cantidad enorme de planificaciones y supervisiones”.

El profesor termina siendo un técnico de los contenidos […] Esa es la calidad que se mide y es un error muy grande”, manifestó.

La presidenta de la Fundación Educacional Amanda puntualizó que los niños “van a la escuela a formarse como personas y llegar a ser su mejor versión”.