Marcelo Gálvez, gerente general SMU, explica que para generar relaciones laborales colaborativas en las empresas es “poner a las personas en el centro”. SMU es una compañía de supermercados: Unimarc, Alvi, OK Market, Telemercados y 10 Mayorista. Tiene 7 centros de distribución, está en 162 comunas con 4.400.000 clientes. “El arte está en cómo hacer que esta gran empresa se comporte como pequeña empresa”, destaca el gerente general de SMU en la Mesa Redonda de ICARE “Relaciones Laborales desde la base”.

Descargar la PPT de Marcelo Gálvez aquí

“Somos una compañía de personas. Contamos con 64% mujeres, 1,8% migrantes, 142 organizaciones sindicales, 62 negocios, 428 dirigentes, 30 mil colaboradores” — Marcelo Gálvez, gerente general de SMU

“Para construir relaciones laborales colaborativas hay que tener convicción. Hay que estar convencido que para generar cambios se debe hacer en un ambiente de colaboración y confianza. También es importante la acción, un trabajo día a día, uno permanente en el tiempo. No hay que esperar los grandes cambios para enfrentar los grandes desafíos de manera colaborativa”. Con esas palabras, Gálvez enmarcó su experiencia de relación laboral.

Lo importante: relación con personas

“Lo más relevante es que con todos los que nos relacionamos son personas, son clientes, son familias que viven en comunidades y cualquier cosa que hagamos tiene un impacto enorme”, explica Gálvez. “Somos parte de un tejido social de Chile. Sentimos que tenemos que devolverle algo a las comunidades donde estamos”, asegura el gerente general de SMU destacando algunas medidas:

  • Programas de inclusión laboral.
  • Son el supermercado de la Teletón.
  • Cuentan con un programa de apoyo a emprendedores.
  • Formación de personas. “El año pasado atendimos a 1.066 personas y el impacto que genera en las personas es enorme. La meritocracia es clave, las personas crecen con nosotros”.

Relaciones laborales colaborativas: ¿qué hace SMU?

  • Visión de negocio. “A veces uno tiende a pensar que en estos ambientes colaborativos es como paternalismo, pero no es un negocio”.
  • Compromiso de la alta dirección. “Tenemos un comité de personas, integrado por 3 directores, que sesiona una vez al mes”.
  • Liderazgo de las bases. “Somos una empresa grande, pero valoramos las ventajas de una empresa pequeña. La cercanía es el valor más reconocido por nuestros empleados, promovemos este estilo de liderazgo”.
  • Co construyendo juntos. “Cuando hemos planteado estos desafíos organizacionales, los resultados han sido mejores cuando incorporamos a las bases”.
  • Comunicación fluida y transparente.
  • Rol de la gerencia de personas y de relaciones laborales. “Está presente en todas las decisiones de la compañía y en todas las acciones”.
  • “Enfrentamos las decisiones difíciles, no le tenemos miedo”.

Nuevos desafíos: en conjunto

“¿Cuáles son los nuevos desafíos? Sin duda las grandes transformaciones van a a afectar a las personas y a los empleados, los robots, la inteligencia artificial, etc. Pero es menos evidente las pequeñas innovaciones. Los cambios ya están ocurriendo”.

“La invitación es a desarrollar el músculo, a que los cambios sean gestionados en conjunto con las personas y de manera colaborativa”, remató Gálvez.