ENADE 2017 era el escenario ideal para que Rajendra Sisodia, fundador del movimiento “capitalismo consciente”, expusiera sobre su visión de cómo se deben manejar los negocios: “Crear un mundo en el que todos importan y en el que todos ganan”.

Sisodia, quien es también profesor en el Babson College de Estados Unidos, comenzó su presentación poniendo en contexto el capitalismo actual, centrado en las buenas cifras económicas del mundo y la disminución de la pobreza.

“Necesitamos líderes que se preocupen de las personas, y no que estén pendientes sólo de su poder y de su riqueza” — Rajendra Sisodia, fundador del movimiento Capitalismo Consciente

Citando a Peter Georgescu, Chairmen Emeritus de Young & Rubicam, dijo que “por las cuatro últimas décadas el capitalismo se ha ido suicidando de a poco… Las reglas del juego se han convertido en un cáncer. Nos están matando”.

Los cuatro principios del capitalismo consciente

Tras esta introducción, Rajendra Sisodia entró de lleno a lo que venía: “Seguir haciendo lo mismo ya no funciona” dijo. Así, entregó la definición de su capitalismo consciente: “es reconocer la necesidad del ser humano de preocuparse y querer”. Tras esto, enumeró sus cuatro principios:

  1. Tener un propósito superior: “Existimos para lograr un propósito más alto. Los individuos deben tener un fin en sus vidas, y lo mismo ocurre en la sociedad y en las empresas. Las ganancias no son el fin, son algo central, pero no el propósito, porque el propósito de la vida va más allá”.
  2. Integración de los stakeholders: “Debemos analizar todas las partes interesadas y ver cómo se ven afectadas: la sociedad, los empleados, el futuro, el medio ambiente, etc”.
  3. Líderes conscientes: “Necesitamos líderes que se preocupen de las personas, y no que estén pendientes sólo de su poder y de su riqueza”.
  4. Cultura consciente: “Necesitamos crear culturas que se basen en la transparencia. ¿Por qué hacemos lo que hacemos y cómo operamos? Estas preguntas deben tener distintas respuestas en el futuro, comparándolas con lo que hemos tenido en el pasado y con lo que estamos enseñando en las escuelas de negocio. Seguir haciendo lo mismo es la receta del desastre y no podemos continuar así”.

Para terminar, Rajendra Sisodia dijo que “estamos todos en el mismo bote” y dejó tres frases claras: “la humanidad es un solo espíritu, nuestros recursos naturales son finitos, pero nuestras capacidades internas son infinitas”.