Uno de los sueños de Álvaro Silberstein era, algún día, ir al Parque Nacional Torres del Paine.

Sin embargo, cuando él y sus amigos contactaron a algunas empresas de turismo para visitar dicho lugar, las respuestas que recibían planteaban un inmenso desafío.

“Es imposible, nunca hemos visto una silla de ruedas en Torres del Paine. ¿Cómo lo van a hacer?”.

Silberstein, quien a los 18 años tuvo un accidente automovilístico que le ocasionó una discapacidad severa, fue uno de los expositores invitados al XXI Congreso de Organización y Personas: “Transformación Virtuosa”, espacio en el que contó cómo Wheel The World se convirtió en la respuesta a ese “¿cómo lo van a hacer?”.

Aprender de nuevo en un entorno poco amigable

“Cuando uno sufre un trauma de este tipo, tiene que aprender a hacer todo de nuevo”, contó Silberstein.

Pero, para él, lo más difícil fue darse cuenta que el entorno (el diseño de la ciudad, el transporte, etc.) “era poco amigable” para personas con su condición.

Eso no le impidió seguir adelante con sus metas y fue así como en un viaje de estudios a Berkeley (California) descubriría una oportunidad de negocios que le cambiaría la vida.

Al visitar el Parque Nacional Yosemite, Silberstein notó que “ese lugar estaba pensado y diseñado para que las barreras del entorno no me impidieran hacer lo mismo que los demás”.

Fue así como su sueño de ir a las Torres del Paine renació.

“Un viaje alucinante”

Su hazaña fue noticia mundial: fue la primera persona con discapacidad en completar la “W” en las Torres del Paine.

“Fue un viaje alucinante”, aseguró Silberstein, cuya travesía fue un “check” en una larga lista objetivos por cumplir.

Tras esta experiencia, más de 100 personas lo contactaron y realizó 15 viajes más en seis meses.

Él y su socio, Camilo Navarro, empezaron a estudiar la industria del turismo y se dieron cuenta que había mucho por hacer en inclusión y accesibilidad:

-Solo un 5% de las habitaciones de hoteles en el mundo son accesibles

500 millones de personas en el mundo han decidido no viajar por falta de información de accesibilidad

Así fue como partieron con Wheel The World, una empresa cuyo propósito es que las personas, a través de su web, puedan encontrar información sobre experiencias de viaje accesibles.

Ellos conectan a las personas con los touroperadores, que son quienes pueden proveerles un servicio accesible.

Sus ofertas abarcan desde paquetes turísticos, hasta actividades, tours y alojamientos accesibles.

Desde 2018, han hecho que unas 850 personas visiten lugares como Machu Picchu, la Patagonia, Isla de Pascua, entre otros.

Además, Silberstein contó que ya tienen unos 18 destinos habilitados en su plataforma.

¿Cuál es la oportunidad de hacer empresas inclusivas?

Silberstein resaltó tres factores importantes para hacer mejores empresas y generar valor:

-Si las empresas se vuelven más inclusivas, tienen acceso a más talento.

-Comunicar de manera accesible permite llegar a un 40% de la población que está conectada a personas con discapacidad.

-Preguntarse constantemente ¿cómo creo productos y servicios que sean accesibles?

“La inclusión no es responsabilidad social empresarial, es una oportunidad de negocios que genera más clientes, más talento y más lealtad de marcas“, puntualizó el cofundador de Wheel The World.

Mira el video y revive su presentación. También puedes descargar su PPT aquí.