Emilio Sanfuentes es Socio Director de Corpo Comunicaciones. Hizo una radiografía a la filantropía en Chile en su exposición en el foro ICARE “Empresa y Filantropía”. 8 mil hogares en Chile tienen un patrimonio líquido superior a US$1 millón para invertir, fue uno de los datos que dio entre el detalle de las áreas de los aportes, vías usadas, motivaciones para donar y lo que piensan las futuras generaciones. Además, se llevó una mención especial Leonardo Farkas y Lucy Avilés.

Descarga aquí la PPT de Emilio Sanfuentes

“Las causas tradicionales tienen gran cobertura como la Teletón o Levantemos Chile, pero hay miles de otras fundaciones que tienen que hacer bingos y cosas así. Son bastante franciscanas”, afirmó Sanfuentes al explicar un aspecto de la filantropía en Chile.

Filantropía no es RSE

En su exposición, Sanfuentes diferenció la filantropía de la Responsabilidad Social Empresarial citando a Ignacio Irarrázaval, académico y director del Centro de Políticas Públicas de la UC: “La filantropía es un acto de dar tiempo, patrimonio y recursos, sin esperar recompensa alguna, con un objetivo como mejorar el acceso a la cultura o a la salud. La RSE, que es bienvenida, busca el posicionamiento de marca, es una actividad distinta”.

Radiografía a la Filantropía en Chile: montos

Según cifras de la consultora Boston Consulting Group, que Sanfuentes dio a conocer:

  • Más de 8 mil hogares en Chile cuentan con un patrimonio líquido para invertir superior a US$1 millón.
  • En los últimos 5 años la riqueza en Chile ha crecido a un ritmo de 9% anual, lo cual nos ubica como el país con mayor potencial de desarrollo de familias de alto patrimonio en América Latina.

“En el grupo de los empresarios un 43% cree que es un deber moral donar filantrópicamente. 15% lo hace por tradición familiar” — Emilio Sanfuentes, Socio Director de Corpo Comunicaciones

Destinos de los aportes por área

Además, especificó con datos del Centro de Filantropía e Inversiones Sociales de la Universidad Adolfo Ibáñez que los destinos de los recursos son:

  • 28,6%: Educación escolar o preescolar
  • 15,7%: Cultura
  • 11,4%: Pobreza
  • 11,4%: Universidades
  • 10%: Salud y discapacidad
  • 7,1%: Emprendimiento
  • 4,3%: Vivienda y entornos urbanos
  • 4,3%: Comunidades religiosas
  • 1,4%: Calidad de vida

Vías de los aportes

  • 45,3% por la empresa, ya sea vía aportes directos, RSE o fundación relacionada a ella.
  • 28% por una fundación propia o familiar o con terceros.
  • 26,7% por aportes personales directos.

Cuáles son las motivaciones para donar:

  • 70% por valores personales.
  • 36% por fe.
  • 35% por sentido de obligación o deber.
  • 32% por legado familiar.
  • 31% deseo de agregar valor a la sociedad.

Respecto a difusión o reconocimiento de aportes

  • 36% pide anonimato. “Todavía en este país el anonimato es lo que se busca en los aportes”, afirma Sanfuentes.
  • 32% quieren un reconocimiento familiar.
  • 17% quiere un bajo perfil.
  • 10% quiere un reconocimiento de la empresa.
  • 5% no contesta.

Filantropía e imagen de la empresa

El Centro de Filantropía e Inversiones Sociales (CEFIS) de la UAI, realizó en 2015 un estudio donde entrevistó a altos representantes de 41 grupos económicos del país. “¿Cree usted que un mayor desarrollo de la filantropía tendría un impacto en la confianza hacia los empresarios?”, se les preguntó y los resultados fueron los siguientes:

  • 66% sí lo cree.
  • 22% no sabe o no contesta.
  • 13% no lo cree.

Sanfuentes afirmó que “esto tiene necesariamente que linkiarse con la crisis de legitimidad empresarial”, al comentar los resultados. Por lo mismo, volvió a dar datos en esa dirección:

  • Según el Centro de Filantropía e Inversiones Sociales de la UAI y la Universidad de Harvard, el aporte de las donaciones en Chile PIB gira en torno al 0,12%.
  • En la última década se contabilizan unas 70 familias chilenas de gran patrimonio que impulsadas por sus family office, se han planteado la pregunta de cómo contribuir a la sociedad.

 

 

 

Farkas y Lucy Avilés: modelos disruptivos

“Algunos filantropos en Chile son la familia Piñera Morel, el Grupo Schiess, Complejo Andrónico Luksic, pero también están los disruptivos, los nuevos modelos, a los que hay que ponerle atención como Leonardo Farkas, quien ha permitido que la filantropía sea más visible. Farkas logró mover la aguja para que surgieran personajes como Lucy Avilés con los aviones. Estos personajes merecen un reconocimiento porque han podido patear el tablero de una forma más llamativa”, destacó.

Radiografía a la Filantropía en Chile: la Próxima Generación

  • Muchos consideran que donar no es un pasatiempo sino una actitud que tiene que producir cambios reales.
  • Esperan ver los resultados de su labor durante su vida. Es decir, la filantropía no tiene que ser sólo una donación, sino también una gestión.
  • Están menos interesados en dejar un “legado”.
  • Están dispuestos a asociarse con personas como ellos, con empresas o con los beneficiarios de su labor para asegurar mayor eficacia. El gobierno corporativo y la profesionalización de la filantropía toma cuerpo.
  • Corren riesgos, fallan y aprenden de la experiencia para ser más eficaces
  • Planifican no más de 10 años para ver un retorno en sus inversiones filantrópicas.

Cómo llegó a dedicarse a la filantropía

El Socio Director de Corpo Comunicaciones cuenta que llegó al mundo de la filantropía “por accidente. Es algo que nos pasa a todos los que llegamos a meternos en la filantropía. En mi caso, el incendio de las Torres del Paine en 2012 nos llevó a formar ‘Reforestaremos Patagonia’. Luego, por otro accidente, me uní a la ‘Corporación ELA Chile’. Cuando estos accidentes condicionan la vida de uno, luego viene el compromiso, que se convierte en vocación. El 30% de mi tiempo lo dedico a estas causas”.

Descarga aquí la PPT de Emilio Sanfuentes