Si hubiera que elegir una frase para definir la aprobación de la reforma de la Ley General de Bancos, ¿cuál sería? Para Pablo Correa, vicepresidente de BancoEstado, no existen dudas: “la más importante que se ha hecho en la industria bancaria en los últimos 30 años”.

Este y otros temas fueron analizados por Correa en la Mesa Redonda ‘Marketing 2019: Señales’, en la que abordó distintos puntos relacionados al área de servicios financieros, un sector de la banca que, en sus palabras, “está viviendo un momento estelar”.

De la crisis “subprime” a la actualidad, ¿qué ha cambiado?

Antes de profundizar en el tema de la nueva Ley General de Bancos, el vicepresidente de BancoEstado contextualizó el momento que hoy atraviesa la banca, recalcando lo ocurrido hace una década con la crisis financiera global.

“Hace diez años, estábamos viviendo un colapso global de la industria bancaria, sumidos en medio de la crisis subprime […] ¿Qué ha pasado con esta industria una década más tarde? Ha sobrevivido de buena manera; es más grande, los bancos son más rentables, seguros y capitalizados”, apuntó.

Reforma de la Ley General de Bancos: certezas e ¿incertidumbre?

Correa se refirió al nuevo marco legal que regula la industria bancaria en Chile como una serie de desafíos e introducción de nuevos conceptos. Sin embargo, resaltó que su entrada en vigencia “no implica que, desde el punto de vista regulatorio o legislativo, la incertidumbre desaparezca”.

“Vienen nuevos temas que se alejan de lo que tradicionalmente era la preocupación de esta industria y darán ciertas luces sobre cuál va a ser el ecosistema en el que se va a mover la industria de servicios financieros“, expresó.

Básicamente, la industria financiera chilena pasará a enfocarse en cuestiones más allá de la solvencia, el capital o la liquidez, y se abocará a la protección de datos, ciberseguridad y portabilidad financiera.

Llegó la hora de dar el gran salto en Chile

Otro de los temas que tocó el vicepresidente de BancoEstado, fue la relación tecnología-servicios financieros y cómo Chile se encuentra ante una oportunidad de dar un gran salto y “seguir avanzado en la inclusión financiera y en la modernización de los medios de pago”.

“La sucursal bancaria está en vías de extinción, como en algún momento le ocurrió a la sucursal de correos. […] Quizá en 2029 o 2030 nos parezca extraño andar sacando plata en un cajero automático; estoy convencido de que el cajero automático del futuro será nuestro teléfono inteligente”, aseguró, destacando que en los últimos diez años, en el caso de BancoEstado, el número de transacciones en canales digitales (Internet/mobile) se ha incrementado 17 veces más.

Para Correa, no hay dudas de que la asociación entre tecnología y servicios financieros es más virtuosa que dañina y que, próximamente, la banca dejará de ser “un negocio de riesgo para ser un negocio de procesos”.

“Es difícil pensar en un mejor momento para reimaginar esta industria. Creo que, cuando miremos la historia, diremos que nos tocó ser parte de esos momentos estelares de los servicios financieros”, puntualizó.

Mira el video y revive su presentación. También puedes descargar su PPT aquí.