“Existen 263 millones de niños que no asisten al colegio”, contó Verónica Abud, Directora Ejecutiva de Fundación La Fuente en el foro ICARE “Empresa y Filantropía”. Esa sería la deuda educacional que se tiene con los niños hoy. Pero el dato más conmovedor fue el siguiente: “Existen 825 millones de niños que hoy pasan por 15 años de colegio, y que cuando egresen no tendrán las herramientas indispensables para vivir en la sociedad del año 2020″.

El niño responsable de su aprendizaje

Abud tiene larga data entre filantropía y educación en Chile. Estuvo 10 años en la Fundación Educacional Barnechea y, después, sin tener un patrimonio millonario —como dijo— junto a su esposo decidieron formar la Fundación La Fuente con una meta: “crear una filantropía sustentable”. Su meta era clara solucionar la deuda educacional con los niños de Chile, una tarea que ella describe que no es “izquierda ni derecha”.

“Hemos instalado alrededor de 200 bibliotecas abiertas a la comunidad”, cuenta orgullosa Verónica Abud, Directora Ejecutiva de Fundación La Fuente

Tras sus años de oficio, afirma que se dio “cuenta que un niño tiene que terminar cansado de estudiar y no la profesora”.

“Me di cuenta del valor de un sistema de aprendizaje en el que tú le das al niño la responsabilidad de su aprendizaje. Algo que el sistema de hoy no nos permite”, explica y sentencia a la vez en su exposición.

“Hay una caricatura que sólo la gente importante y con plata puede hacer filantropía” — Verónica Abud, Directora Ejecutiva de Fundación La Fuente

Pide Ley Única de Donaciones

Para disminuir la deuda educacional, “lo más importante es facilitarle, a los que estamos en la filantropía, la burocracia en los ministerios. Una Ley Única de Donaciones ayudaría porque el empresario tiene una gran maraña tributaria. Tiene que haber un apoyo para las fundaciones; siempre se pone el énfasis al donante, pero las que se sacan la mugre en terreno son las fundaciones”, explicó en el foro ICARE realizado en La Protectora de la Infancia.

Su partido político: los niños

“Esto no es de derechas ni de izquierdas. Es una forma de ver la vida. Mi partido político son los niños, los niños que no leen porque el Estado tiene falencias. Los que estamos en esto, estamos porque nos gusta. Hay una caricatura que sólo la gente importante y con plata puede hacer filantropía. También hay un discurso de la izquierda que sólo a ellos les importa la pobreza, pero eso tampoco es verdad”, dijo Abud.

Cómo partió

“Mi formación profesional es profesora, así que partimos con una biblioteca. Un plan concreto, compromiso del sostenedor y del profesor. Fomentamos el placer de la lectura, que el niño elija lo que quiere leer porque los placeres se cultivan”, destaca Abud asegurando que “la Ley educacional de este país es un desastre”.

Aumento lector en Mall Plaza y Copec

“La mayor sorpresa fue cuando el mall plaza nos llama y nos dice “pueden hacer una biblioteca en un mall”. Dijimos ‘por qué no'”, relata Abud.

Hoy son 120 personas en la  fundación. “Tenemos un convenio con Copec, que nos pide diseñar un proyecto por sus 75 años y regalar 75 bibliotecas a los colegios de Chile”, resalta.