Por tercera ocasión este año, el presidente del Banco Central de Chile, Mario Marcel, expuso los detalles del Informe de Política Monetaria (IPoM) en ICARE.

El encuentro Coyuntura Económica y Perspectiva fue el marco para dar a conocer la evolución económica y las principales proyecciones contenidas en el IPoM de septiembre.

En ese sentido, Marcel apuntó que el Banco Central “se toma muy en serio los mandatos que tiene en cuanto a dar cuenta de su gestión”.

Además, destacó que el momento económico actual es complejo, “diagnóstico en el que hemos ido avanzando desde marzo.

Principales mensajes

Marcel explicó que la mejora paulatina de la situación sanitaria ha permitido que se levanten las cuarentenas.

“En parte, esto ha ido acompañado del retorno de las personas a sus actividades”, agregó.

Asimismo, resaltó el leve repunte de la economía, algo que se hará más evidente en la segunda mitad de 2020.

No obstante, recalcó que el impacto negativo de la pandemia “es significativo”.

“Esto se refleja en la gran cantidad de personas que han visto afectada su fuente de ingresos“, aseveró.

A su vez, afirmó que el Banco Central “seguirá usando todas sus herramientas” para asegurar que el costo de los créditos siga bajo, se facilite al acceso a ellos y la inflación no sea problema para las personas.

PIB, inflación y consumo

Durante su presentación, Marcel ahondó en la evolución de diversos indicadores en las principales economías mundiales.

En cuanto a Chile, señaló que durante este año el Producto Interno Bruto (PIB) caerá entre -4,5 y -5,5%.

Sin embargo, aseveró que “este escenario sigue rodeado aún de altos niveles de incertidumbre e importantes riesgos”.

Por otro lado, manifestó que la actividad está repuntando en sectores especialmente afectados, como el comercio y algunos servicios.

“Esto evidencia que algunas actividades han logrado adaptarse con mayor rapidez a las nuevas condiciones de funcionamiento“, agregó.

Asimismo, la autoridad del Banco Central expresó que este informe estima que el gasto se contraerá un 4,2%.

“El consumo total retomará tasas de expansión positivas en 2021 y 2022, coherente con una recuperación del empleo y los ingresos de los hogares, y con el efecto positivo de corto plazo que tiene el retiro de ahorros previsionales“, añadió.

Sobre la inflación, detalló que “convergerá a 3% hacia 2022, con un nivel que, a corto plazo, no bajará de 2% anual“.

Seis desafíos para retomar la senda del crecimiento

En la parte final de su intervención, Marcel expuso seis puntos que considera importantes para retomar el camino del crecimiento:

-Recuperar el mercado laboral.

-Suavizar la transición de los hogares y empresas desde una fase de apoyo en emergencia a una fase de reactivación.

-Recuperar, reestructurar y/o reconvertir los sectores más afectados por la pandemia (turismo, hotelería, transporte, restaurantes y parte del comercio).

-Materialización de inversiones, adecuaciones productivas y aumento de los niveles de actividad requerirá de financiamiento adecuado.

-Reducir significativamente la incertidumbre.

-Elevar la capacidad de crecimiento a largo plazo.