El socio de la compañía Munita & Olavarría, Enrique Munita, presentó en el XX Congreso de Personas y Organización de ICARE: “La empresa que se nos viene”, realizado el pasado 23 de octubre.

Según Munita, la economía y la legislación  laboral se influyen mutuamente. “Las malas leyes laborales generan desempleo y son un obstáculo para el desarrollo y crecimiento de un país”, señaló.

El abogado explicó que el derecho laboral tiene normas que protegen a los trabajadores, y otras que protegen a las empresas. “Una buena ley laboral debe equilibrar ambos intereses. Eso es lo que procuran hacer las leyes laborales más modernas”, dijo.

Enrique mencionó que en Chile este tema se ha centrado en la protección del trabajador. Sin embargo, debieran considerarse también otros puntos del derecho del trabajo. Por ejemplo, la protección y fomento del empleo, la productividad y la competitividad de la economía nacional.

Criterios modernos

El socio de Munita & Olavarría mencionó que los criterios chilenos son anticuados, se basan en la desconfianza e ignorancia.  “No entienden criterios modernos para establecer compensaciones, ni la necesidad de flexibilidad de la empresa y los trabajadores”.

Según Munita, en Chile se cree que las empresas no necesitan ninguna protección. Sin embargo, si hay empresa, hay trabajo, buena economía, posibilidades de tener buenos sueldos y más igualdad.

El abogado expresó que el complicado y restrictivo sistema de servicios mínimos, resulta en huelgas, violencia en las relaciones laborales, litigiosidad, y enemistad. Ello también repercute en las decisiones de reducción de personal, o de tecnología aplicada al trabajo, para evitar el conflicto.

Desafíos

Según el abogado, la flexiseguridad es un sistema que podría ser útil por ser más afín a nuestra idiosincrasia. “Tiene alta protección para los empleados, así como flexibilidad a través de pactos contractuales adaptables y modulables a las circunstancias del ciclo económico y las necesidades de la empresa”.

Por otro lado, brinda alta protección social para los desempleados, con política de formación y reinserción laboral muy activa. Esto a través de estrategias integradas de aprendizaje a lo largo de la vida laboral que aseguren la adaptabilidad continua de los trabajadores.

“Es importante que en lugar de la protección al puesto de trabajo, se brinde la protección al empleo como fin de la opción modernizadora. Necesitamos una reforma a la ley laboral, y es muy importante que suceda lo antes posible”, cerró el abogado

Revive esta presentación mirando el video y el PPT aquí.