Para iniciar una revolución se necesitan, principalmente, dos elementos; o, por lo menos, eso considera Elisa Guerra.

Un problema y una pasión: “Estos son los elementos para hacer los cambios que se requieran”, dijo.

Guerra, educadora, escritora e integrante de la Comisión Internacional de la UNESCO para elaborar el reporte global “Futuros de la Educación”, estuvo en el Foro “Educación: habilidades para el cambio social y global”, actividad organizada por ICARE y Elige Educar.

En dicho marco, la mexicana habló del panorama actual de la educación mundial, resaltando varios retos de cara al futuro.

Entendiendo la “Crisis Mundial del Aprendizaje”

Guerra ahondó en varias cifras para contextualizar lo que organizaciones como el Foro Económico Mundial, la UNESCO o el Banco Mundial han denominado la Crisis Mundial del Aprendizaje.

“A nivel mundial, 250 millones de niños, en niveles básicos de educación, no tienen las habilidades mínimas de lectura“, destacó.

Además, Guerra añadió que, para el 2030, “faltarán 65 millones de maestros”.

“Aunado a esto, hay 775 millones de adultos que no pueden leer ni escribir adecuadamente; 64% son mujeres”, puntualizó.

Sin embargo, Guerra también mencionó algunos logros en la lucha por hacer frente a la Crisis Mundial del Aprendizaje.

La especialista mexicana señaló que la cobertura “es algo en lo que se ha avanzado mucho en los últimos años”, llevando cada vez más niños a las salas de clases.

Pero, recalcó, “aún queda mucho por hacer”.

La educación y el futuro del trabajo

Por otro lado, Guerra también hizo referencia al futuro del trabajo y cómo educar a las próximas generaciones para ello.

En ese sentido, aseguró que “no podemos seguir educando a nuestros chicos con modelos de hace siglos”.

“[Después del 2030] más de la mitad de las universidades, como las conocemos hoy día, desaparecerán o se reinventarán y el 45% de los empleos actuales desaparecerán”, apuntó.

Ante un escenario desconocido, la especialista preguntó: ¿cómo podemos preparar a niños y jóvenes para que puedan ocupar esos espacios?

Guerra expresó que no hay una receta para dar con la respuesta a dicha interrogante, pero recalcó:

“Nuestros sistemas educativos necesitan tomar a nuestros niños y elevarlos para que sean altamente capaces y profundamente humanos“.

¿Maestros o tecnología?

Durante su exposición, la coautora de La enseñanza en la cuarta revolución industrial habló del rol de la tecnología.

Guerra explicó que no se trata de elegir entre maestros y tecnología, sino de aprovechar las ventajas que este último elemento ha traído a la educación.

“La tecnología no va a sustituir a los maestros, pero los maestros que no la usen van a ser reemplazados por aquellos que sí la apliquen“, enfatizó, citando a Michael Trucano, experto en educación y tecnología del Banco Mundial.

Mira el video y revive su presentación. También puedes descargar su PPT aquí.