Pensar en la democracia de cara al 2050 y ver cómo esta se verá afectada por los avances tecnológicos y cambios sociales que se están viendo en el mundo fue el objetivo del foro “Democracia 2050”.

En él expusieron:

  • James Fishkin, Director del Departamento de Comunicaciones y del Centro para la Democracia Deliberativa de la Universidad de Stanford
  • Brian Behlendorf, Director Ejecutivo de Hyperledger
  • Lucy Bernholz, Directora del Laboratorio sobre la Sociedad Civil Digital de la Universidad de Stanford
  • Bryan Ford, Profesor y Director del Laboratorio de Sistemas Distribuidos y Descentralizados de EPFL
  • Hélène Landemore, profesora de la Universidad de Yale
  • James Fishkin – Democracia cuando la gente piensa

El primero en intervenir en el Foro “Democracia 2050” fue James Fishkin, Director del Departamento de Comunicaciones y del Centro para la Democracia Deliberativa de la Universidad de Stanford, quien habló sobre las encuestas y la opinión pública en general.

James Fishkin durante su intervención en ICARE.

Durante su presentación, habló de los tres problemas principales que tiene la opinión pública:

  1. La ignorancia racional:Es racional que la gente sea relativamente ignorante, por lo que la gente tiene una opinión vaga sobre los temas”.
  2. Opiniones fantasma: “Muchas de las opiniones que se ven en las encuestas no son verdad, y aparecen porque la gente no quiere decir que no sabe”.
  3. Las fuentes seleccionadas para informarnos: “Al hablar de asuntos públicos y querer informarnos, uno casi siempre consulta cosas con las que ya está de acuerdo y no ve el otro lado”.

Brian Behlendorf: Blockchain para votaciones y servicios públicos

El Director Ejecutivo de Hyperledger, Brian Behlendorf, fue el encargado de mostrar cómo influirá en la democracia del futuro el mejor uso de las bases de datos y el análisis que estas entregan.

“Los gobiernos hoy pueden hacer muchas cosas con toda esta tecnología, por ejemplo con los certificados de nacimiento, defunción, en los que hay mucha burocracia y excesiva papelería” — Brian Behlendorf, Director Ejecutivo de Hyperledger

Para esto se basó principalmente en blockchain, del que dijo que “siempre hay mucha información transmitiéndose una tras otra, formando una secuencia de la cual es casi imposible borrar algo de lo que ya se ha escrito”.

En esa línea aseguró que “los gobiernos hoy día pueden hacer muchas cosas con toda esta tecnología, por ejemplo con los certificados de nacimiento, defunción, en los que hoy hay mucha burocracia y excesiva papelería. Modernizando esto se va a terminar con mucha más transparencia y eficiencia en todo el proceso”.

Al terminar su intervención, dijo que su idea es que “cada individuo tenga algo así como una billetera digital con un link directo con el gobierno, la que permita obtener todo tipo de certificados de ese individuo en particular. Esto no sólo va a ayudar a la descentralización de la identidad digital, sino que va a hacer más seguros los procesos”.

Lucy Bernholz — Democracia y sociedad civil digital

“Estamos entrenándonos en una nueva historia”. Así comenzó su intervención en el Foro “Democracia 2050” Lucy Bernholz, Directora del Laboratorio sobre la Sociedad Civil Digital de la Universidad de Stanford.

“Cuando operamos en el mundo digital estamos operando en terreno gubernamental” — Lucy Bernholz, Directora del Laboratorio sobre la Sociedad Civil Digital de la Universidad de Stanford

Bernholz abordó el tema de la tecnología y como esta, que utilizamos a diario y para todo tipo de cosas, choca también con quienes nos gobiernan porque pueden obtener datos de todo lo que hacemos. Además que “cuando operamos en el mundo digital estamos operando en terreno gubernamental”.

En esa línea dijo que “como la democracia está dependiendo en muchos sentidos de la tecnología, como ciudadanos tenemos que asignar responsables y para ello tenemos que saber cómo funciona este sistema”.

Bryan Ford — Sistemas distribuidos y nuevas formas de representación: Democracia líquida

El creador del concepto de democracia líquida y Director del Laboratorio de Sistemas Distribuidos y Descentralizados de EPFL, Bryan Ford, aprovechó su intervención para hablar en general de la democracia y en particular del concepto acuñado por él.

“La democracia líquida es una combinación de las mejores partes de la democracia representativa con la democracia directa” — Bryan FordDirector del Laboratorio de Sistemas Distribuidos y Descentralizados de EPFL

Así dijo que la democracia líquida “es un nuevo paradigma para las organizaciones democráticas que hace énfasis en la transferencia del voto elegido individualmente (“delegación”), sobre la elección masiva”.

Luego, y precisando aún más la definición, dijo que es “una combinación de las mejores partes de la democracia representativa con la democracia directa. La democracia líquida permite a los votantes delegar en diferentes representantes diferentes áreas”.

Así dio el ejemplo de que hay una votación sobre temas de salud en la que no se conoce bien el tema, entonces mediante la tecnología puedo delegar mi voto en una persona, elegida por mí, que sí se maneje en el tema.

A fin de cuentas este tipo de democracia da a los votantes la posibilidad de “elegir si participar mucho o poco en una elección, sobre qué temas votar directamente y cuáles no y en quién confiar los votos sobre temas que no conocemos”.

Hélène Landemore — Re-entender la democracia en el siglo XXI

La profesora de la Universidad de Yale, Hélène Landemore, abordó la democracia desde el punto de vista de la desconexión existente hoy entre la gente común y quienes los gobiernan: Estamos en una sociedad comercial, en la que muchas veces vivimos para el dinero o para nuestros hijos y no estamos en la política, y delegamos eso en otros”.

“Los políticos no deben eternizarse en el poder porque sabemos que este corrompe” — Hélène Landemore, profesora de la Universidad de Yale

“Hay un estado que está ahí, que gobierna, pero la persona no tiene nada que ver con esa democracia”, dijo también.

Habló también de la necesidad de no tener políticos que se eternicen en el poder, “porque sabemos que este corrompe”. Agregó además que a su juicio “necesitamos una inteligencia colectiva, ya que vemos que no es bueno elegir personas una a una, sino que hay que concentrarse en las cualidades del grupo y que ellos tomen las decisiones”.