Sergio Micco es un gran admirador de la figura y la obra de Hannah Arendt.

La descubrió en la Escuela de Filosofía de la Universidad de Chile y desde entonces se volvió un referente.

De hecho, es “una de las autoridades femeninas de mi vida”, a la par de su madre, su esposa, su hija y Gabriela Mistral.

Junto a él conversamos sobre Arendt, la patria, derechos humanos, la nueva Constitución y muchos otros temas en la decimosexta edición de la cuarta temporada del ciclo En Persona.

Dicho capítulo, conducido por Cristián Warnken, se emitió en vivo el domingo 3 de julio a través de ICARE TV.

Derechos humanos y la nueva Constitución

Uno de los primeros puntos que el director del Instituto Nacional de Derechos Humanos abordó junto a Warnken fue su mirada sobre la nueva Constitución.

En ese sentido, destacó que en el borrador de la nueva Carta Fundamental se señale que el derecho internacional y los tratados de derechos humanos tienen rango constitucional.

“Esto es algo que el INDH está reclamando desde el 2014”, añadió.

Asimismo, valoró positivamente la consagración de los derechos sociales en el nuevo texto.

“Un defecto de la actual Constitución es el débil establecimiento de muchos derechos, como salud, educación y seguridad social”, aseveró.

A su vez, calificó como un gran avance el principio de igualdad y no discriminación.

“Esto promueve los derechos de grupos de personas que han estado extraordinariamente postergados”, manifestó.

No obstante, hay ciertos aspectos de la nueva Constitución que le preocupan, entre ellos “que todo se convierta en un derecho fundamental”.

Esto “rigidiza los debates” y apuntó que la Constitución “debiese ser un mínimo común denominador”.

18-O: “No hubo violación masiva y sistemática de los derechos humanos”

Apenas unos meses después de ser nombrado como director del INDH, Micco enfrentó su primera gran prueba en el cargo.

“No sabía lo que se me venía encima”, expresó con respecto al estallido social del 18 de octubre del 2019.

Sobre los acontecimientos de aquellos días, el abogado es claro en una afirmación: “No hubo violaciones sistemática de derechos humanos”.

En ese orden, explicó que una violación sistemática de los derechos humanos se da cuando el Presidente de la República ordena a las fuerzas militares y policiales un ataque masivo contra la población, con complicidad de los tribunales de justicia.

“Eso no existe en Chile y quien piense lo contrario que lo demuestre”, dijo semanas después del 18-O.

Desde su visión, era necesario hacer ese diagnóstico, de lo contrario “la polarización iba a ser peor”.

“La crisis de las instituciones iba ser aún más grave y sin democracia no hay derechos humanos”, resaltó.

Micco recalcó que nadie ha podido demostrar que hubo una concertación para violar masivamente los derechos humanos.

Sin embargo, “sí hubo violaciones gravísimas a los derechos humanos”, puntualizó.