Los últimos meses, marcados por un alto grado de incertidumbre debido a la pandemia, han hecho que nos cuestionemos todo.

Hoy, entre tantas interrogantes, surgen varias preguntas con respecto al papel que cumplen (y cumplirán) las empresas en la sociedad.

“Sabemos que las empresas surgen para crear valor a partir de solucionar necesidades de los consumidores […] Pero con el tiempo nos hemos dado cuenta que no basta con que cumplan todas la normativas regulatorias, sino que necesariamente deben tener una licencia social“, explicó Lorenzo Gazmuri, Presidente de ICARE.

Gazmuri encabezó el encuentro Hacia una nueva era. Impacto social y valor del negocio, transmitido a través de ICARE TV.

Este espacio contó con la participación de  David Young, Líder Global de Sustentabilidad e Impacto Social del Boston Consulting Group (BCG); Jorge Becerra, Senior Advisor de BCG; Roberta Valenca, gerente general de The Coca-Cola Company Chile & Bolivia; y Diego Yarur, gerente de la División de Desarrollo Corporativo, Internacional y Sustentabilidad de BCI.

2020: punto de inflexión para las empresas

Durante su presentación, David Young señaló que esta nueva década nos acerca a “un punto de inflexión para las empresas”.

Dicho punto, detalló, está marcado “por lo que ahora constituye una buena empresa, una buena inversión y un buen líder“.

“Las buenas empresas ofrecen rentabilidades financieras competitivas, al tiempo que ayudan a resolver los desafíos sociales más importantes“, apuntó.

Además, Young destacó que la pandemia añade una complejidad extra, ya que sus efectos hacen que cada empresa se encuentre “en el complicado viaje de gestionar esta crisis para minimizar la interrupción de sus actividades, preparase para la recuperación y posicionarse para el futuro“.

Por otro lado, destacó que “el fomento de la innovación en el negocio aporta vitalidad y crecimiento”.

En ese sentido, ahondó en las transformaciones que han generado “siete nuevos tipos de modelo de negocio”.

Sin embargo, aseveró que se trata de un proceso que requiere “renovación y reinvención”.

“Estamos cuestionándonos con mucha humildad”

Tras la exposición de Young, se llevó a cabo un panel de conversación moderado por Jorge Becerra y que contó con las intervenciones de Roberta Valenca y Diego Yarur.

“Creemos en una economía colaborativa, donde tenemos que impactar de la mejor manera posible con liderazgo positivo“, aseguró Valenca.

También, la gerente general de The Coca-Cola Company Chile & Bolivia contó que para su organización hay tres pilares clave: diversidad e inclusión, sustentabilidad e innovación.

Asimismo, Valenca apuntó que desde el estallido social, y actualmente con la pandemia, “estamos constantemente cuestionándonos con mucha humildad”.

“¿Qué estamos haciendo diferente? ¿Qué estamos aprendiendo? Tenemos que estar más conectados y más cerca de lo que está pasando con la sociedad, los clientes y los proveedores, para seguir generando esta innovación de valor”, puntualizó.

Espíritu de innovación y mejora continua

Por su parte, Yarur coincidió con lo expuesto por Valenca y destacó que, aunque ambos lideran organizaciones en rubros muy diferentes, se encuentran en un camino parecido hacia esa nueva era.

En ese marco, explicó que la transformación digital y la internacionalización de BCI “han generado cambios culturales en la empresa”.

Sin embargo, hay ciertas cosas en el ADN de la organización “que se han mantenido en el tiempo y que creo serán relevantes en términos de ser exitosos al sortear los desafíos que tenemos como organización“.

A su vez, Yarur manifestó que BCI está marcado por “un constante espíritu de innovación y mejora continua, no solo en productos, sino en las distintas formas de trabajar”.

“Esta es una forma muy atractiva para, de alguna manera, vincularse con los distintos stakeholders, clientes, colaboradores y buscar cómo contribuir sustancialmente al desarrollo del país”, resaltó.