Un panel de destacados expositores, nacionales e internacionales, presentó sus análisis e inquietudes en el seminario “Nuevos Desafíos del Compliance”, organizado por ICARE en conjunto con BH Compliance.

Los principales temas que se abordaron en este encuentro, realizado este miércoles 20 de marzo, fueron la corrupción en las administraciones públicas, la Ley de Responsabilidad Penal y las evaluaciones legislativas, aristas que cada vez se hacen más presentes en los ámbitos económico y legislativo de Chile.

El compliance no es solo cohecho

“Hoy día uno puede hablar de compliance en áreas tan diversas como libre competencia, derecho tributario, derecho al consumidor, entre tantos otros”, fueron algunas de las palabras con que Nicole Nehme, presidenta del Círculo Legal de ICARE, abrió el encuentro.

En su intervención aclaró un aspecto: “En un inicio, la responsabilidad penal de la persona jurídica estaba acotada a delitos bastante particulares; cohecho, lavado de activos y financiamiento del terrorismo, que, si bien son muy relevantes, la perspectiva general de una atribución de riesgos se estimaba de posible baja ocurrencia”, indicó.

Sin embargo, esto ha cambiado el último tiempo, ya que se han incorporado delitos como la administración desleal, corrupción entre particulares, apropiación indebida, contaminación de aguas, entre muchos otros.

“Entonces, la proyección de todos quienes se dedican al compliance, es que la frecuencia del desarrollo de estas infracciones se incrementa y, probablemente, la lectura desde la perspectiva de política pública es que en el futuro se van a incorporar más delitos que involucren la responsabilidad de la persona jurídica. Por lo tanto, la presencia del compliance como elemento que pueda permitir eximir la responsabilidad, se hace mucho más relevante”, aclaró Nehme.

El cambio de perspectiva

Gonzalo Medina, abogado de la Universidad de Chile y socio de Harasic, Medina & Dal Pozzo Abogados (HM&D), coincidió con que el compliance es un tema en el que cada día hay que estar más atentos.

“Todos quienes han trabajado en empresas tienen claro que prácticas de este estilo son las que, tradicionalmente, en muchas industrias, han ocurrido y sobre todo ha sido de una manera tal que los empleados no tienen ni siquiera consciencia de la ilicitud de la conducta”, indicó Medina.

“Por lo tanto, el desafío mayor que se encuentra ahí es el cambio de conceptos que hay en los operadores de los sistemas económicos para que vayan asimilando que ciertas prácticas históricas de las industrias, ya no pueden seguir siendo aceptadas”, enfatizó el abogado y consultor senior del Worth Street Group en Compliance (WSG).

Descargue su PPT aquí 

¿Administración desleal?

Durante el seminario, los expositores compartieron la idea de que cada día hay que poner especial atención en la administración desleal.

“Sin duda, va a generar la cantidad de debates más significativos en el ámbito de qué es lo punible, que es lo no punible, hasta dónde se puede llegar razonablemente con una decisión de gestión económica y dónde estamos cruzando el límite de la barrera de lo permitido”, aclaró Medina sobre el tema que avanza en la legislación chilena.

Y, por lo mismo, hay que prevenir con cumplimientos normativos, siguió explicando Adán Nieto, vicepresidente de la sección española de la Asociación Internacional de Derecho Penal (AIDP).

“El cumplimiento normativo no es principalmente un instrumento de defensa penal de la empresa. Es una herramienta para gestionar mejor la empresa. Tiene un valor por sí mismo, no es una herramienta simplemente de reacción”, explicó.

“Si no hacemos un buen análisis de riesgos, si no sabemos dónde tenemos realmente los puntos negros en materia de cumplimiento, malgastaremos los recursos de la empresa”, advirtió el experto, agregando que es imprescindible saber bien dónde están localizados los riesgos y dónde hay que poner el control, en qué actividades concretas, etc.

“Esta es la forma de que el cumplimiento normativo no provoque un incremento desmedido de costes”, enfatizó.

Descargue su PPT aquí 

Las finalidades preventivas de la ley

Marta Herrera, abogada de la Universidad de Chile y directora de la Unidad Especializada Anticorrupción del Ministerio Público, continuó el seminario explicando algunos motivos sobre por qué se introdujo la Ley de Responsabilidad Penal.

“Se introduce con finalidades preventivas, no se estaba pensando en tener un montón de empresas que fueran delincuentes en el país, porque no era esa la idea. La idea era algo que, en cierta medida, nosotros podamos ver a lo largo de los años y es que las empresas no establezcan sus sistemas de cumplimiento y modelos de prevención solo como formalidades, sino que traten de internalizar verdaderas culturas de cumplimiento”, explicó Herrera.

Descargue su PPT aquí 

El seminario terminó con una mirada optimista de Susana Sierra, Directora Ejecutiva BH Compliance, sobre la implementación de la ley en los últimos años.

“Las empresas empezaron a tener una cultura desde la prevención, y más allá de los pasos que haya o no haya habido, hoy es impensable para una empresa no pensar en el compliance ni en prevenir delitos, porque efectivamente tuvimos un tiempo para prepararnos para delitos que parecían más lejanos”, finalizó Sierra.

compliance