El campus Peñalolén de la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI) acogió la tercera edición del CEO Forum, instancia que se desarrolló en torno a un almuerzo y en el que participaron las alumni de la tercera generación del programa Promociona Chile.

La actividad fue moderada por Juan Carlos Eichholz, docente de la Escuela de Negocios UAI, y tuvo como invitada especial a Yolanda Martínez, representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en Chile, quien contó aprendizajes personales y profesionales.

De México a Chile

Yolanda es licenciada en Sistemas de Información por la Universidad de Guadalajara (UdeG) y máster en Políticas Públicas por la Universidad de Carnegie Mellon (CMU), ubicada en Pittsburgh (EE.UU.).

Parte importante de su trayectoria la realizó en la Agencia para el Desarrollo de las Naciones Unidas (UNDP), la Red de Gobierno Electrónico de América Latina y el Caribe (GEALC), y en la consultora Deloitte.

De esta última emigró para liderar procesos de transformación digital en los gobiernos locales y el gobierno federal de México, lo que la llevó a ser nombrada Coordinadora de Estrategia Digital Nacional. Luego, aceptó su cargo actual.

4 mensajes clave

La experta tuvo un estilo cercano y relajado con las alumni, con quienes compartió episodios relevantes de su trayectoria de 15 años y anécdotas familiares.

1. “Nunca se nos dijo que ‘no’ a algo”

Yolanda cree que México, su país de origen, es machista. No obstante, destaca que ella y su hermano fueron educados por sus padres “con mucha igualdad e independencia”.

En el día a día, esto se reflejó en que nunca le exigieron que atendiera a su hermano, sino que cada uno era responsable por las tareas domésticas.

Años después, como universitaria, partió estudiando biología y trabajó un semestre en el zoológico de Chicago. La experiencia fue única, ya que pudo cuidar a una jirafa, pero aun así decidió cambiarse de carrera a una muy diferente: Sistemas de Información.

La noticia sorprendió a sus padres y aunque no le negaron su deseo, le dieron ocho días para que lo pensara, aunque Yolanda ya había tomado la decisión y usó ese plazo en el papeleo.

Hoy, cuando recuerda este episodio, confirma que fue criada en un entorno privilegiado porque su familia no le puso obstáculos a su desarrollo.

“Uno no valora hasta que va siendo adulto que no todas las personas nacieron en un contexto tan habilitador y tan positivo de empoderamiento para ser lo que quieras ser”, afirmó.

2. Encontrar mentores

Aunque no hay una receta para el éxito, la experiencia de otros profesionales sí puede ayudar. Yolanda cree fundamental tener un mentor para meditar las decisiones.

“Mi recomendación es que siempre busquen buenos mentores y mentoras con quienes puedan tener la confianza de conversar decisiones importantes sobre su vida personal y profesional”, les dijo a las alumni de Promociona.

3. Distinguir a los amigos de los conocidos

A lo largo de su carrera, Yolanda se dio cuenta que quienes la rodeaban no siempre eran de confianza ni cercanos.

“A medida que avanzas en tu vida profesional se empieza a acercar gente por lo que eres o representas”, reconoce.

Por eso enfatiza en la importancia de rodearse con quienes realmente aportan y desarrollan la capacidad de distinguir a los amigos y conocidos.

“Tengo un grupo de WhatsApp con amigas que estamos en trayectorias profesionales similares. Se llama ‘Grupo de apoyo’ y se ha vuelto indispensable”, plantea.

El uso que le da es para dar y recibir consejos, o para acompañar con un mensaje. Tener estos espacios con personas de confianza “son grandes habilitadores de lo que uno quiere hacer”, declara.

Este apoyo, sumado a las creencias personales cuando son claras, son importantes. No obstante, la tarea no está completa. Por eso, agregó:

“Hay que creer en uno y tomar riesgos. Eso es algo que van a necesitar siempre”.

4. Elegir el estilo de vida que uno quiere

A pesar que la sociedad ha experimentado cambios, persisten creencias y estereotipos que influyen en el desarrollo personal.

A las mujeres se les atribuyen roles que no necesariamente desean, siendo la maternidad el más común, señaló Yolanda.

Sin embargo, existen otros, como tomar muy en serio lo que los demás quieren para uno, transar la realización individual por las familiares o de la pareja, o estar en un trabajo que no satisface, pero que tiene buena reputación.

La experta señaló que si bien estos factores son posibles, es clave “ser empoderada en lo que uno realmente quiera hacer”, dijo.

Por último, destacó el valor del programa Promociona Chile. “Es importante darse estos espacios de encuentro con otras mujeres para conocer su historia de vida”, afirmó.

A su vez, invitó a las alumni a ser generosas con las mujeres, independiente del contexto por el que se relacionan.

“Cada una siempre debe recordar que hay mujeres en nuestro entorno que no tuvieron nuestras oportunidades”, dijo al cierre.