Los ideales políticos son, probablemente, uno de los rasgos de mayor peso en la formación y desarrollo de una persona.

Pero para la diputada del Partido Comunista, Karol Cariola, este vínculo con la organización política que representa es también una renuncia a la individualidad.

“Es renunciar a un pedacito de eso [la individualidad], para ponerlo a disposición de un pensar colectivo”, señaló durante la decimonovena edición de nuestro Ciclo En Persona.

En la conversación con el escritor Cristián Warnken, conductor de este espacio, Cariola detalló su acercamiento a las Juventudes Comunistas.

A su vez, se refirió a esa comparación que suele hacerse de ella y la figura de Gladys Marín.

Por otro lado, aseguró que no comulga con la idea de que la política sea un teatro y aseveró que para ella “es vital la confrontación de las ideas”.

Sin embargo, resaltó que “no le hace bien a la democracia que los niveles de discusión sean descalificando al otro”.

Cariola también habló sobre las redes sociales y la democratización de los medios de comunicación.

También dio su punto de vista sobre la transición a la democracia en Chile, la relación entre la crisis que vivimos y el sistema capitalista, la superación de la pobreza y los informes sobre violación de derechos humanos en Venezuela.