El escritor Cristián Warnken se refirió al 18 de octubre como una fecha emblemática y significativa.

Warnken, conductor de nuestro ciclo de entrevistas En Persona, recordó durante la vigésima segunda edición que muchos de los temas que tocados en esta veintena de programas tienen que ver con el antes, durante y después del estallido social.

Precisamente, el domingo 18 de octubre, a un año de este acontecimiento, tuvimos como invitado a alguien que pensó lo que había detrás del 18-O, resaltó Warnken.

Abogado, filósofo, ensayista, autor de Octubre en Chile: Acontecimiento y comprensión política: hacia un republicanismo popular: Hugo Herrera.

La tierra, lo concreto y lo abstracto

Entre los diversos temas abordados por Herrera durante esta conversación, hizo énfasis en la relevancia del espacio y la tierra.

En ese sentido, recalcó que hay tipos de problemas que no se han podido solucionar, entre ellos los territoriales.

Para Herrera, algo clave para entender este asunto es que “las élites están demasiado encerradas en ciertos territorios”.

Por otro lado, explicó que toda comprensión se mueve entre dos polos: uno concreto y otro abstracto.

En política, detalló, el polo abstracto está representado por la esencia inmutable del pueblo.

Al mismo tiempo, el polo concreto correspondería a las instituciones y las normas.

“Creo que en Chile la izquierda académica y el neoliberalismo económico operan con la misma matriz: el pueblo es material de adiestramiento para ideas poseídas de antemano“.

Herrera puntualizó que las normas son valiosas porque permiten organizar y dividir el poder.

No obstante, rescató, en la realidad concreta del pueblo también hay cosas valiosas.

“Si las instituciones oprimen mucho tiempo, el asunto estalla y tenemos octubre”.