A lo largo de nuestra existencia han existido grandes preguntas, cuyas respuestas buscan darle sentido al proceso de cada persona.

¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿Hacia dónde vamos?

Estas son algunas de estas interrogantes que, durante la adolescencia, llegaron “como un chispazo” a la vida de Patricia May.

Encontrar respuestas a dichas preguntas la inspiraron a estudiar antropología, contó durante el decimoquinto programa de nuestro Ciclo En Persona.

“Desde el colapso interior hoy mucha gente se pregunta qué sentido tiene mi vida y  hacia dónde en verdad quiero ir”, dijo durante conversación sostenida con Cristián Warnken, conductor de este espacio transmitido a través de ICARE TV.

Ir más allá del ego de nuestra sociedad

Durante este diálogo, May y Warnken hablaron, entro otras cosas, sobre “la sociedad del cansancio”, concepto del filósfo Byung-Chul Han.

En ese sentido, la antropóloga explicó que “hay personas con una conciencia despierta que advierten de una forma de vida que va contra lo humano”.

“En realidad, la crisis social y la crisis interior del ser humano son dos caras de la misma moneda”, resaltó.

Asimismo, recalcó que esto tiene algo de fondo, un vínculo que une a las tremendas crisis actuales a nivel mundial.

A su vez, May ahondó en una de sus obras, De la cultura del ego a la cultura del alma, para explicar el egocentrismo de nuestra sociedad.

“El ego es un logro evolutivo que no está mal, pero ha llegado el momento de ir más allá y abrir un espacio de conciencia más profundo“, enfatizó.

Además, aseguró que es importante hablar y comprender este concepto, ya que “observando el tipo de sociedad y cultura que tenemos es que podremos transitar hacia otros niveles de conciencia”.

El despertar de Chile desde un sentido profundo

Por otro lado, aseguró que tiene la esperanza de que a través del diálogo podamos resolver y sanar “nuestras heridas”.

Como ejemplo, señaló que “pueden pasar 100 años, pero las heridas del pueblo mapuche están ahí“.

Resaltó que es importante generar espacios donde todos podamos escucharnos y no responder a esas heridas con más violencia.

“Así entiendo poner la otra mejilla”, dijo la antropóloga, refiriéndose al famoso pasaje bíblico.

También, dio su opinión sobre los hechos de octubre de 2019 y resaltó que el 18-O fue como un despertar.

“No es solo una consigna si lo vemos desde un sentido profundo”, aseveró.

May apuntó que despertar “es ver la oscuridad en la que hemos vivido” y que en Chile se tapó por un sistema donde la gente no tenía tiempo para cuestionarse.

“De repente, por acumulación de procesos, se da el estallido y aparece a borbotones el dolor de nuestra sociedad“, añadió.

Asimismo, tanto el estallido social como la pandemia son “procesos intensos y profundos”, desde los cuales empezamos a reflexionar.

Puntualizó que estamos en un momento importante “en la evolución del país y de la humanidad” donde hay dos caminos.

“O vamos a hacia una sociedad violenta, discriminadora y vigilada, o vamos a hacia una sociedad de entendimiento, más justa y de bien común para todos“.