Para entender mejor el momento político y social que estamos atravesando, Chile requiere espacios de reflexión.

Estas instancias, fundamentales para discutir los desafíos de nuestra convivencia, deben ser abiertas, diversas y plurales.

Eso nos permitirá construir respuestas de manera conjunta a temas tan importantes como las urgencias sociales, los desafíos económicos, el cambio climático, entre otros.

En ese sentido, ICARE, como un lugar de diálogo y acercamiento, impulsó y produjo un nuevo programa para cumplir con el cometido antes expuesto: Pacto Social: Acuerdos que no pueden esperar.

Semanalmente, Hernán Larraín conduce este programa y conversa junto a destacadas figuras del mundo político, académico, económico y empresarial.

Construir acuerdos desde la confianza y la diversidad

El quinto capítulo de Pacto Social se emitió el miércoles 5 de octubre a través de ICARE TV.

Dicho episodio se centró en la construcción de acuerdos laborales y contó con la participación de:

Jeannette Jara – Ministra del Trabajo y Previsión Social

Juan Sutil – Presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio CPC

¿Cómo se construyen los acuerdos actualmente en Chile?

Esta es una de las principales preguntas que da vida a este programa y, en este capítulo, quisimos enfocarla desde la perspectiva laboral.

En ese sentido, la ministra Jara apuntó que, a diferencia de décadas pasadas, hoy “hay más actores que quieren ser representados en los distintos debates”.

“Ellos buscan que sus voces sean escuchadas y avancemos hacia una sociedad que reconoce sus diversidades”, agregó.

Eso, recalcó, requiere un esfuerzo muy profundo que se impulsa a través de voluntad, descentralización y participación efectiva.

Al respecto, Sutil enfatizó la importancia de ir construyendo acuerdos a través de la conquista de confianza.

“Conquistar confianzas implica encontrarnos, a pesar de las diferencias, e ir construyendo caminos que nos permitan lograr acuerdos”, añadió.

Asimismo, puso sobre la mesa una pregunta de gran relevancia y que la clase política debería hacerse:

“¿Cómo construir pragmáticamente los acuerdos que Chile necesita y los acuerdos del futuro?”.

Reducción de la jornada laboral, ¿hacia dónde vamos?

Sobre el Proyecto de 40 horas, la ministra Jara afirmó que es una iniciativa con posibilidades de concretarse.

“El acuerdo alcanzado por todas las partes involucradas nos ha permitido tener un trámite legislativo con un buen horizonte”, resaltó.

La autoridad nacional destacó que el proyecto contempla una gradualidad de cinco años y recoge la experiencia internacional.

Además, es un proyecto que aspira a tener un impacto positivo en la vida de las personas.

“No solamente en beneficio de los trabajadores, sino también de las empresas”, complementó.

Por su lado, Sutil aseguró que este proyecto está “mirando hacia el futuro del mundo del trabajo”, con componentes de adaptabilidad y flexibilidad incorporados.

A su vez, valoró positivamente como este tipo procesos y acuerdos, como el del Proyecto de 40 horas, estando tan polarizados políticamente como lo estamos hoy, contribuyen a que los extremos involucrados en la discusión puedan converger.