Para entender mejor el momento político y social que estamos atravesando, Chile requiere espacios de reflexión.

Estas instancias, fundamentales para discutir los desafíos de nuestra convivencia, deben ser abiertas, diversas y plurales.

Eso nos permitirá construir respuestas de manera conjunta a temas tan importantes como las urgencias sociales, los desafíos económicos, el cambio climático, entre otros.

En ese sentido, ICARE, como un lugar de diálogo y acercamiento, impulsó y produjo un nuevo programa para cumplir con el cometido antes expuesto: Pacto Social: Acuerdos que no pueden esperar.

Semanalmente, Hernán Larraín conduce este programa y conversa junto a destacadas figuras del mundo político, académico, económico y empresarial.

Nuevo pacto y continuación del proceso constitucional

El decimoquinto capítulo de Pacto Social se emitió el miércoles 14 de diciembre a través de ICARE TV.

Dicho episodio se centró en el acuerdo político logrado esta semana y la continuidad del proceso constituyente.

Tuvimos la oportunidad de conversar sobre este tema junto a dos destacados invitados:

Claudia Heiss – Cientista política y académica de la Universidad de Chile

Andrés Velasco – Economista y decano de la Escuela de Gobierno LSE

En una primera valoración al acuerdo, Heiss afirmó estar contenta con el pacto alcanzado, aunque pensaba que “las cosas iban a ser peores”.

“Pensé que no habría cambio constitucional”, señaló, agregando que una parte de la izquierda ve con cierta desconfianza dicho acuerdo porque “creen que esto puede ayudar a legitimar el statu quo“.

Por su lado, Velasco coincidió con Heiss al considerar que el acuerdo logrado es bueno y es una buena noticia que casi todas las fuerzas políticas lo hayan firmado.

“No es un acuerdo modesto, me parece un tremendo logro llegar a un acuerdo con partidos de distintos colores”, apuntó.

Asimismo, agrego que habría sido “un papelón” no haber tenido un pacto para continuar con el proceso constitucional.

Aprender del pasado

El exministro también manifestó que el país tiene una segunda oportunidad y hay que aprender de las lecciones del proceso pasado.

En ese sentido, destacó que Chile tiene “una fortaleza institucional y una clase política nada mala”.

En ese orden, recalcó que hemos sido capaces de renovar la clase política en los últimos años y conservar la sensatez gobierne quien gobierne.

Por su parte, la académica afirmó que la discusión constitucional permitirá abrir el juego político, pero no es suficiente.

Desde su mirada, hay una inmediatez por seguridad económica y pública que no se resolverá sin abordar los problemas estructurales.