A Lorena Céspedes le gusta definirse como promotora del desarrollo de la ciencia y la tecnología.

Durante años se ha desempeñado como profesora de física y su extraordinaria labor le ha valido varios reconocimientos.

Finalista del Global Teacher Prize Chile, ganadora del Premio Michael Faraday de la PUC y una de las 100 mujeres líderes de La Araucanía, son algunos de los grandes logros que engrosan su trayectoria.

Sin embargo, en los próximos meses tendrá una tarea muy importante, quizás la más relevante de su vida.

Céspedes fue elegida por el Distrito 23 de La Araucanía para ser parte de la Convección Constitucional.

Sobre esta nueva experiencia y muchos otros detalles de su trayectoria conversó con  Cristián Warnken durante el octavo capítulo de la segunda temporada del ciclo En Persona.

Ciencia y tecnología, ejes del desarrollo

La constituyente por el Distrito 23 considera que la ciencia y la tecnología son muy importantes para nuestro país.

Desde su perspectiva, estos dos elementos forman la base para el desarrollo de la civilización.

A su vez, apuntó que no podemos seguir esperando por el desarrollo para poder vivir mejor.

“Tenemos que crecer como país y ese crecimiento va de la mano de la ciencia y la tecnología”, añadió.

Asimismo, explicó que la ciencia y la tecnología nos brinda mejores vías para proteger al medioambiente y generar riqueza a partir del conocimiento.

“No basta con una declaración […] La ciencia y la tecnología tienen que ser uno de los motores del país“.

“Queremos hacer un nuevo tipo de política”

Sobre el rol que tendrá que desempeñar en los próximos meses, Céspedes aseguró que es algo que le genera esperanza.

Además, dice contar con un optimismo que la lleva a impulsar muchas cosas en pro del país.

Por otro lado, aseveró que la Convención tendrá que desprenderse de la lógica de discusión que existe en el Parlamento.

“Creemos que podemos construir una política diferente”, recalcó.

Céspedes afirmó que es clave crear distintos sistemas de diálogo y acuerdos, evitando las categorizaciones de la política tradicional.

“Las confianzas se generan a partir de las personas […] No me gusta categorizar entre izquierda y derecha”, puntualizó.