Política, economía, cultura, ciencia, artes, literatura, filosofía.

Cada uno de los programas del Ciclo En Persona han sido espacios de diálogo para ahondar en diversos temas.

Sin embargo, acercándonos ya a la veintena de entrevistas, poco se había hablado en estos encuentros sobre la amistad.

Para nuestro invitado del domingo 6 de septiembre, la amistad es una religión de la cual es fiel devoto.

Así contó Cristián Warnken, conductor de En Persona, al momento de presentar al abogado, escritor, profesor, Doctor en Filosofía y Derecho Joaquín García-Huidobro.

“Vivir no merece la pena si uno carece, al menos, de un buen amigo”, expresó García Huidobro, parafraseando a Demócrito.

Valentía, virtud que hace falta en la clase política

Al referirse a la amistad y sus tipos, desde una visión aristotélica, García-Huidobro recalcó el concepto de “amistad cívica”.

En ese sentido, apuntó que el deterioro de dicha amistad cívica se ha hecho evidente en estos tiempos de crisis.

A su vez, aseveró que la valentía es una virtud que hace falta, principalmente en nuestra clase política.

“Amigos que en privado se tratan bien, pero frente a las redes sociales se acobardan. Extreman sus posiciones y no se atreven a contrariar lo que ellos creen es el electorado“, enfatizó.

Además, señaló que el desmejoro de esa clase política ha ido acompañado de la pérdida del “valor de reconocer que el otro tiene razón”.

“Uno de los problemas de la situación actual es que todos criticamos, con razón, a los políticos, pero puede llegar un momento en el que añoraremos esto y que cada día puede ser peor“, agregó.

Para el abogado, es importante que gente valiosa “se dedique a la política en un sentido amplío”.

18-O, el proyectil que tambaleó a Chile

Por otro lado, García-Huidobro explicó que “un esquema político sano” está integrado por tres pilares:

1- Democracia representativa

2 – Economía libre

3 – Sociedad civil

Respecto a esto, afirmó que en Chile “tuvimos una magnifica democracia representativa y una economía de mercado que funcionaba“.

Sin embargo, agregó, “no nos dimos cuenta que había que preocuparse de ese tercer pilar que es la comunidad”.

Para el académico, el estallido social fue “un proyectil” que hizo tambalear todo al carecer de ese tercer pilar.

El mercado y la educación

García-Huidobro también se refirió al Estado de bienestar y sus versiones, explicando que “en su mala versión es estatalismo individualista”.

“Individuos autónomos que se enfrentan solos con el Estado que los educa, los pensiona, los sana, les hace todo“, enfatizó.

Por otro lado, manifestó su desagrado con la palabra neoliberalismo y cuestionó la despreocupación por la educación.

En ese sentido, opina que la entrada del modelo de mercado al mundo universitario es ver al alumno como un producto.

A su vez, realzó la importancia de la universidad como espacio para diálogo y la conversación, resaltando el valor formativo que esto tiene para los estudiantes.