Hoy Chile se enfrenta a grandes desafíos, estamos en medio de un momento intenso, pero a la vez histórico.

Probablemente, el reto más importante que tenemos ante nosotros es ser capaces de ponernos de acuerdo.

Debemos tener presente que las decisiones que tomemos en estos meses serán cruciales en el devenir de Chile.

Es por eso que, con el propósito de abordar los grandes temas del debate nacional, iniciamos una serie de transmisiones denominadas 2/3: punto de encuentro.

Todos los miércoles, a través de ICARE TV y EMOL TV, este espacio buscará mostrar esos puntos de encuentro y divergencia que nos permitirán construir un mejor país.

Cada semana, Hernán Larraín, director del Proyecto Constitucional de Horizontal Chile, e Isabel Aninat, decana de la Facultad de Derecho de la Universidad Adolfo Ibáñez, se alternarán la conducción de este programa que contará con la participación de destacados invitados.

“Tenemos un objetivo país de que esto lo hagamos muy bien y eso es una tarea que compromete todo el esfuerzo de ICARE“, señaló Lorenzo Gazmuri, presidente de ICARE.

A un año del 18 de octubre fue el tema central del tercer capítulo de esta serie de conversaciones, en esta ocasión conducido por Larraín.

Para ello, contamos con la participación de:

Sol Serrano, académica e historiadora del Instituto de Historia UC.

Manuel Canales, sociólogo y académico de la Universidad de Chile.

Las rupturas a través de nuestra historia

Desde una perspectiva historiográfica, para Serrano el 18 de octubre del 2019 fue una ruptura.

En ese sentido, explicó que las rupturas son momentos totalmente inadvertibles que reflejan procesos.

“Lo interesante es como este mundo de los hechos, el tiempo corto, y el mundo de los procesos, el tiempo largo, se van juntando y expresando”, destacó.

Además, detalló una serie de hitos que a lo largo de nuestra historia pueden ser considerados como rupturas o estallidos.

Entre ellos mencionó la Batalla de Lircay, la Revolución de 1851 y la Guerra Civil de 1891.

Sin embargo, uno de estos hitos llama la atención de Serrano, por su semejanza con los acontecimientos del 18-O.

“El 2 de abril de 1957 es, quizás, el más parecido al estallido de octubre, un episodio que fue premonitorio de la crisis que estalló en 1973“, resaltó.

La académica aseveró que el estallido de octubre puede ser premonitorio de un mundo mejor.

Canales, por su lado, sumó a estos acontecimiento destacados por Serrano las protestas de los 80.

“Una fecha reiterada cíclicamente y que una vez que se desató, pese a la represión, nunca paró hasta el Plebiscito“.

Sobre el 18-O, el sociólogo aseveró que “no se podía predecir la fecha, ni la hora”.

“Pero sí era observable que podía haber una reacción popular muy fuerte, porque se percibía dolor en medio del éxito“.

Al mismo tiempo, explicó que, desde su mirada, el estallido social no se produce por una crisis política o económica.

“Es una crisis de disconformidad existencial de las nuevas generaciones con el régimen de vida que les toca vivir”, apuntó.

Del neoliberalismo al poco desarrollo del tejido social

A pesar de haberse cumplido un año del estallido de octubre, aún se analizan las causas  o los elementos que gatillaron las masivas manifestaciones.

En ese sentido, Serrano destacó que los cambios en Chile se han producido rápidamente, “a velocidades inauditas”.

“Todo en microondas no alcanza a cocerse en profundidad”, ejemplificó.

Asimismo, explicó que esta rapidez no permitió que nuestro tejido social se fortaleciera, al tiempo que el crecimiento económico se hizo más conservador.

Para Canales, es incorrecto señalar al neoliberalismo como el acelerador del descontento social del país.

“Lo que hizo el neoliberalismo fue montarse sobre el chasis estamental chileno y operó con un ‘software’ potentísimo que lo llevó a lograr lo que la modernidad no logró”, apuntó.

A su vez, puntualizó que en Chile se vinculó desigualdad con pobreza, porque solo se quiso hablar de la pobreza.

“Reducir la pobreza fue la gran conquista del modelo chileno […] Pero este modelo no logra que las personas promuevan a las clases medias”.