Hoy Chile se enfrenta a grandes desafíos, estamos en medio de un momento intenso, pero a la vez histórico.

Probablemente, el reto más importante que tenemos ante nosotros es ser capaces de ponernos de acuerdo.

Debemos tener presente que las decisiones que tomemos en estos meses serán cruciales en el devenir de Chile.

Es por eso que, con el propósito de abordar los grandes temas del debate nacional, iniciamos una serie de transmisiones denominadas 2/3: punto de encuentro.

Todos los miércoles, a través de ICARE TV y EMOL TV, este espacio buscará mostrar esos puntos de encuentro y divergencia que nos permitirán construir un mejor país.

Cada semana, Hernán Larraín, director del Proyecto Constitucional de Horizontal Chile, e Isabel Aninat, decana de la Facultad de Derecho de la Universidad Adolfo Ibáñez, se alternarán la conducción de este programa que contará con la participación de destacados invitados.

“Tenemos un objetivo país de que esto lo hagamos muy bien y eso es una tarea que compromete todo el esfuerzo de ICARE“, señaló Lorenzo Gazmuri, presidente de ICARE.

Abordando los disensos en la nueva Constitución fue el tema central del duodécimo capítulo de esta serie de conversaciones, en esta ocasión conducido por Aninat.

Para ello, contamos con la participación de:

Javier Couso – Profesor de Derecho de la Universidad Diego Portales y Universidad de Utrecht.

Sebastián Soto – Profesor de Derecho de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Rol del Estado y rol del mercado

Esta decimosegunda entrega fue el último capítulo de la primera temporada de 2/3: punto de encuentro.

Además, nos permitió tener una imagen más ampliada de los temas abordados en los episodios anteriores y recapitular aquellas preguntas que están en el debate.

En ese sentido, uno de los tópicos abordados en este espacio fue la declaración de principios, el rol del Estado y el rol del mercado.

Al respecto, Couso apuntó que buena parte de los países OCDE no tienen declaración de principios explicita en sus constituciones.

“Los principios son especialmente difíciles de interpretar”, agregó.

 

A su vez, señaló que debemos hacernos la siguiente pregunta: ¿Queremos llenar la Constitución de principios?

Por su parte, Soto destacó que la pregunta sobre si deben haber más o menos principios constitucionales es relevante.

Asimismo, rol de Estado y el rol del mercado, aseveró que “el principio fundante es el Estado social de derecho”.

 

“Ante la imposibilidad de definir en la Constitución el rol del Estado y el rol del mercado, y el riesgo de incorporar principios que sean imposibles de llevar a la práctica, debiéramos ser sobrios“, agregó.

Derechos sociales

En cuanto a la discusión sobre los derechos sociales, Soto explicó que muchos derechos tienen facetas que “exigen una acción de otro”.

“La pregunta es, tanto a nivel de derechos sociales como de todos los demás, qué hacemos con sus facetas prestacionales“.

El letrado resaltó que dicha interrogante implica, al mismo tiempo, un par de preguntas fundamentales: qué es aquello que es exigible en esa prestación y quién es el obligado por aquella satisfacción de la prestación.

Sobre este punto, Couso aseveró que “Chile tiene una situación bastante esquizofrénica” que la Constitución tendrá que resolver.

“Hemos firmado decenas de tratados sobre Derechos Humanos y el catálogo chileno, si nos tomáramos en serio lo que firmamos, es enorme”, manifestó.

Asimismo, destacó que hacer de estos derechos exigibles implica implementar un modelo que sincere cuántos recursos tenemos y cómo hacemos para que les llegue a todos.

“El sistema de justicia a cuentagotas no da para más”, puntualizó.