Hoy Chile se enfrenta a grandes desafíos, estamos en medio de un momento intenso, pero a la vez histórico.

Probablemente, el reto más importante que tenemos ante nosotros es ser capaces de ponernos de acuerdo.

Debemos tener presente que las decisiones que tomemos en estos meses serán cruciales en el devenir de Chile.

Es por eso que, con el propósito de abordar los grandes temas del debate nacional, iniciamos una serie de transmisiones denominada 2/3: punto de encuentro.

Todos los miércoles, a través de ICARE TV y EMOL TV, este espacio buscará mostrar esos puntos de encuentro y divergencia que nos permitirán construir un mejor país.

Cada semana, Hernán Larraín, director del Proyecto Constitucional de Horizontal Chile, e Isabel Aninat, decana de la Facultad de Derecho de la Universidad Adolfo Ibáñez, se alternarán la conducción de este programa que contará con la participación de destacados invitados.

“Tenemos un objetivo país de hacer esto muy bien y eso es una tarea que compromete todo el esfuerzo de ICARE“, señaló Lorenzo Gazmuri, presidente de ICARE.

La Constitución desde la historia: ¿Una hoja en blanco? fue el tema central del primer capítulo de esta serie de conversaciones, en esta ocasión conducido por Larraín.

Para ello, contamos con la participación de:

Sofía Correa, historiadora y académica de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile.

Juan Luis Ossa, historiador e investigador del Centro de Estudios Públicos.

Historia y constitucionalismo chileno

La historia nos ayuda a reflexionar, permite dar un sentido a las complejidades del ser humano y las sociedades.

En el caso de Chile, explicó Correa, permite analizar nuestra trayectoria cuando “hemos tenido que definir cuestiones fundamentales respecto a la organización política plasmada en Constitución”.

A su vez, Ossa añadió que la historia da espesor a la discusión actual y destacó la relevancia del pasado.

“Una sociedad sin conciencia de su pasado es una sociedad ensimismada, narcisista y egoísta“, aseveró.

Asimismo, ambos ahondaron en la historia constitucional de Chile, enfatizando ciertos hitos que decantaron en diferentes cartas magnas.

Para Correa, la historia constitucional de Chile inició antes de 1828, considerando los intentos por construir una carta magna.

Crear una República vía constitución es un gran desafío, que dura hasta que se plasma una Constitución en 1828“.

Por su parte, Ossa detalló que es esta Constitución “le da cierta coherencia de largo plazo al constitucionalismo chileno”.

Constitución, acuerdos y representación política

Por otra parte, Correa y Ossa se refirieron al proceso constituyente y sus distintos desafíos.

“La calidad de la representación es un tema muy central”, aseveró Correa, añadiendo que es este elemento lo que se ha medido en la historia de los partidos políticos chilenos.

A su vez, recalcó como punto clave la capacidad de articular las distintas aspiraciones, demandas y visiones de sociedad.

“¿Somos capaces de confluir en una visión de país o vamos a chocar? Es la pregunta del millón”, puntualizó.

Además, Ossa enfatizó que hay muchos intereses en juego y piensa que la pregunta es cómo se van a canalizar.

En ese sentido, la respuesta más cultural, afirmó, es la de los dos tercios, la de los acuerdos.

“Acuerdos que tienen que ser suficientemente abierto a los disensos”, agregó.

El historiador señaló que es importante saber cómo vamos a resolver la heterogeneidad y cómo se va a plasmar en una constitución, con el objetivo de que sea implementada en la práctica.