El asesor jefe de tecnología de Donald Trump, Michael Kratsios, dijo que el gobierno de Estados Unidos liberaría cualquier información que pudiera ayudar a alimentar la investigación sobre inteligencia artificial (IA) en su país. Sin embargo, no especificó qué tipo de información sería liberada o quién sería elegible para recibirla.

Hablando en EmTech Next, una conferencia celebrada en el MIT, Kratsios, que es asistente adjunto del presidente y oficial adjunto de tecnología de Estados Unidos, dijo que el gobierno está viendo formas de abrir datos federales para los investigadores de inteligencia artificial. “Estamos comprometidos con cualquier cosa que podamos hacer para desbloquear datos gubernamentales”, dijo Kratsios al MIT Technology Review. “Nos encantaría escuchar de cualquier académico que tenga alguna idea”.

La data ha sido un factor clave detrás de los recientes avances en la inteligencia artificial. Así, mejoras en reconocimiento de voz y procesamiento de imágenes han sido factor en mayor cantidad de información de entrenamiento. El gobierno tiene acceso a gran cantidad de información, siendo posible su uso para entrenar algoritmos para nuevos desarrollos. “Cualquier cosa que podamos hacer para resolverlo, vamos a trabajar duro en eso”, agregó Kratsios.

La administración de Trump ha enfrentado críticas por su flexibilidad para acercarse a la IA respecto a otros países.

Kratsios argumentó que la Casa Blanca está presionando silenciosamente una política agresiva, apuntando a ejemplos de proyectos de investigación que han recibido financiamiento federal. Cuando se le preguntó por el interés del presidente en la IA, dijo que “la Casa Blanca ha priorizado la inteligencia artificial, y obviamente él es quien lidera la Casa Blanca”.

La administración recientemente convocó una junta de expertos en inteligencia artificial en la Casa Blanca. Anunció además la creación de un comité selecto dedicado a este tema. Este comité todavía no se reúne.

EEUU aumenta en un 40% financiamiento para inteligencia artificial y automatización

Estados Unidos ha aumentado el financiamiento para la inteligencia artificial y la automatización en al rededor de un 40%. Estas figuras son desafiantes por algunas razones. Gran parte del financiamiento es clasificado, “inteligencia artificial” y “automatización” son términos amplios y un tanto vagos, y el financiamiento en estas áreas no ha sido seguido muy de cerca históricamente.

El tema es desafiante porque la automatización ya ha jugado un papel en el desplazamiento laboral a lo largo de Estados Unidos —un factor clave para muchos de quienes votaron por Trump. Y además de generar más eficiencia y riqueza, la inteligencia artificial bien podría conducir a mayor disrupción para muchos trabajadores.