“Una buena implementación logística es un multiplicador significativo de los proyectos eCommerce”, aseguró Alfonso Díaz, Gerente General de Chilexpress, en la Mesa Redonda de ICARE “Desafíos comerciales hoy”. En la instancia, sostuvo que “estamos en un fuerte crecimiento del eCommerce”. Además, “la valoración que el cliente hace de las marcas tiene que ver con la oferta de atributos logísticos que éstas están haciendo”.

Descarga la PPT de Díaz aquí

Díaz explicó que “para todas las empresas lo digital está en el centro de sus desafíos estratégicos. Para el eCommerce la logística cumple un rol fundamental, ya que son los procesos logísticos los que están en gran medida construyendo la experiencia de esos clientes finales”.

“En Chile no hay razones para no entregar un estándar mínimo de entrega de pedidos. Un día para preparar y otro para entregar” — Alfonso Díaz, Gerente General de Chilexpress

“La logística hoy es palanca principal de la experiencia de los clientes finales. Los modelos operativos convergen hacia modelos híbridos. Además, hay que aprovechar la disponibilidad de entregas en nuevos tiempos y formatos. Las buenas implementaciones multiplican el crecimiento”.

Díaz afirma que para “desencadenar estos crecimientos potenciales lo clave es bajar barreras, cambiar la manera en que nos relacionamos y trabajar en integrar todo lo que se pueda integrar (procesos y sistemas)”. Además, “colaborar para diseñar soluciones, para planificar capacidades, y no dejar de lado el desafío de acordar un roadmap de desarrollo conjunto”.

Consumidores con nuevas demandas

“Antes, lo más conveniente era recibir la compra en el hogar. Pero hoy, no siempre hay alguien para recibir. Por lo tanto, lo más conveniente es pasar a retirar”, comentó Díaz. En esa línea, expresó que “hemos fijado que diferentes locales sean puntos de retiro de compras, ya que la gente opta por retirar en vez de enviar a su casa, porque no están siempre allí”.

También ha aumentado la demanda por inmediatez, es decir, la entrega instantánea. “Muchas industrias lo están necesitando más allá del delivery de comida, como los medicamentos”. No obstante, “sigue habiendo tres cuartas partes de los clientes que sigue optando por el método de entrega que le resulte más económico, pero igual no están dispuestos a aceptar cualquier oferta o tiempo de entrega”.

En esa línea, Díaz asegura que “en Chile no hay razones para no entregar un estándar mínimo de entrega de pedidos. Un día para preparar y otro para entregar. Los clientes siguen demandando mayor visibilidad del proceso completo, ojalá en tiempo real y flexibilidad para cambiar algunas instrucciones. Hemos venido haciendo aprendizajes”.