“Para Evópoli el desafío es un proyecto de largo plazo”, aseguró el presidente del Consejo Ejecutivo de Horizontal, Hernán Larraín, durante su intervención en el Foro “Nuestro Futuro Político” de ICARE. En la instancia, el miembro de Evópoli afirmó que Chile Vamos puede ser una nueva Concertación, que la centro derecha debe tener una actitud reformista y no descartó en un próximo periodo pasar a primera línea en la política.

De izquierda a derecha en el panel: Jaime Bellolio, diputado; Gloria de la Fuente, directora de Chile 21; Jorge Navarrete, abogado y moderador del evento; Sebastián Depolo, ex coordinador de la campaña de Beatriz Sánchez; Hernán Larraín, presidente del Consejo Ejecutivo de Horizontal

Larraín sostuvo que “tenemos que cambiar radicalmente la matriz de oportunidades. Creemos que Chile Vamos puede ser la nueva Concertación. La pregunta es si puede lograr interpretar a una gran mayoría social. Yo creo que sí”. 

Con el tiempo aprendimos que hay que ser ofensivos, jugar con nuestras propias banderas. Las personas y la sociedad son el motor del cambio y no el Estado” — Hernán Larraín, presidente del Consejo Ejecutivo de Horizontal

El presidente del Consejo Ejecutivo de Horizontal explicó que “hoy somos una coalición más amplia, con un proyecto, con capacidad de largo plazo y de gobierno del Estado. Es necesario entender que estamos en un nuevo contexto, donde el binominal quedó atrás. Vamos a vivir un momento mucho más ideológico, con un Congreso más fragmentado”.

Es por esto que para Larraín “va a ser fundamental que la centro derecha tenga una actitud reformista. Durante mucho tiempo jugamos a la defensiva, pero con el tiempo aprendimos que hay que ser ofensivos, jugar con nuestras propias banderas. Las personas y la sociedad son el motor del cambio y no el Estado, es algo que tenemos que asumir como compromiso fundamental”.

En esa línea, el miembro de Evópoli sostuvo que es clave que “la centro derecha entienda que su tarea no se trata exclusivamente de hacer crecer el país. Creemos que el crecimiento es fundamental, pero lo que nos mueve en Evópoli es hacer un cambio en la estructura de las oportunidades, creemos en un proyecto de justicia. Hoy estamos al debe, y si no somos capaces de hacer una transformación muy profunda, la derecha no va a ser capaz de cumplir con la promesa de su propio ideario”. 

“Estoy dispuesto a pasar a una primera línea”

Por otro lado, Larraín espera que en cuatro años más “Chile Vamos sea una coalición proyectada a futuro, que haya conectado con una mayoría social, con una primaria donde Evópoli tenga su propia carta, y que tenga una representación parlamentaria potenete”.

“Yo estoy cada vez más dispuesto a pasar a una primera línea. No descarto que el próximo Presidente sea Felipe Kast y que yo lo acompañe en el gabinete”, finalizó el abogado y cientista político.