Investigadores del laboratorio JSK de la Universidad de Tokyo han desarrollado un “dron dragón”. Este está hecho de varios drones pequeños capaces de transformarse en vuelo. Esto según ha consignado el Institute of Electrical and Electronics Engineers (IEEE). No sólo puede cambiar a diferentes formas, como a un cuadrado o a una línea curva, sino que puede también decidir de manera autónoma a qué forma necesita cambiar dependiendo del espacio que requiera para avanzar.

Fuente: IEEE Spectrum.

El nombre del dron hoy es un acrónimo de DRAGON. Esto por “Dual-rotor embedded multilink Robot with the Ability of multi-deGree-of-freedom aerial transformatiON”. Su diseño fue tomado de un cometa de dragón tradicional.

TE PODRÍA INTERESAR · “Inteligencia artificial aplicada l emprendimiento chileno: revisa estos 4 casos exitosos”

Los drones son impulsados cada uno por un par de ventiladores que se pueden ajustar casi en cualquier dirección. El aparato completo saca su energía de un equipo de desarrollo Intel Euclid. Tiene además baterías a lo largo de la cola que lo proveen de tres minutos de tiempo de vuelo. Esta versión particular del DRAGON tiene cuatro módulos. En el video se muestra cómo se rearma en forma de cuadrado, así como desenredándose para subir hacia una pequeña abertura.

Dron DRAGON: aplicaciones de esta tecnología

Aunque la aplicación obvia para este tipo de drones es navegar por espacios pequeños, el equipo detrás de él ve una aplicación mucho más grande. Eventualmente, el dron DRAGON podría tener hasta 12 módulos y JSK dice que lo ven operando como un brazo armado. Este sería capaz de interactuar, moverse y manipular objetos. Incluso lo ven agarrando objetos usando los dos drones de los extremos como pinza.

Como están las cosas, los actuales casos de uso para este tipo de dron son vagos. Sin embargo, la tecnología es ciertamente muy interesante. Podría encontrar un lugar en el uso industrial o quizá en escenarios de búsqueda y rescate.

Moju Zhao, profesor asistente de la Universidad de Tokyo, dijo que la tecnología aún no está lista. “Ahora avanzaremos y diseñaremos un modelo con múltiples piernas a partir de nuestro módulo base. Entonces el robot no sólo podrá volar, sino también caminar. Esto puede beneficiarnos en términos de eficiencia energética”, dice. “Dichas decisiones autónomas de locomoción de acuerdo al ambiente es una investigación muy interesante. Nuestro sueño al final es lograr el ‘humanoide volador’, como un Iron Man sin tripulación”.