Controlar tus aparatos tecnológicos hablando con ellos es algo que se va a quedar en 2018. En el futuro, no necesitarás ni siquiera mover tus labios.

Un dispositivo prototipo llamado AlterEgo, creado por Arnav Kapur, un estudiante graduado del MIT Media Lab, está ya haciendo esto posible. Con el dispositivo de Kapur —un aparato plástico impreso en 3D que se ve como un delgado plátano blanco unido a un lado de su cabeza— él puede cambiar los canales de la televisión, cambiar los colores de las ampolletas, hacer movimientos expertos de ajedrez, resolver complejos problemas aritméticos y, como recientemente mostró, pedir pizza. Todo esto sin decir ni una palabra o levantar un dedo. Puede ser usado para permitir que la gente se comunique de manera silenciosa y sin interrupciones entre ellas también.

AlterEgo: el dispositivo que se maneja con tus pensamientos y no con la voz

Fuente: MIT Media Lab

“Efectivamente me siento como un robot, pero en el mejor sentido posible”, dice de su experiencia con el aparato. Este fue construido como parte de un proyecto de investigación.

AlterEgo no lee mentes, aunque pueda parecer que sí. Más bien toma las pequeñísimas señales eléctricas producidas por pequeños movimientos de nuestros músculos faciales y del cuello cuando leemos o hablamos silenciosamente con nosotros mismos. Los electrodos de AlterEgo capturan estas señales y las envían por Bluetooth a un computador, donde pueden ser decodificadas por algoritmos y luego actuadas (“prende la luz”, por ejemplo). El sistema incluye audífonos de conducción ósea para entregarte feedback y permitirte saber (a través de una voz computarizada) qué están tratando de decir otros usuarios de AlterEgo, sin bloquearte los oídos.

Es como estar conectados personalmente a internet. Sin él, dice Kapur, “me siento normal de repente”.

AlterEgo: la tecnología para mejorarnos y no reemplazarnos

En un mundo en el que la rápida mejora de la inteligencia artificial se está convirtiendo en una suerte de ansiedad (de una forma algo así como que “los robots van a hacerse cargo y matarnos o al menos tomar nuestros trabajos”), Kapur ve a AlterEgo como una suerte de antídoto. Pasó el último año trabajando en el artefacto para mostrar cómo la inteligencia artificial puede ayudarnos a mejorar más que reemplazarnos.

Él lo ve como una nueva suerte de computador.Este puede ser usado de una forma menos demandante de atención que teclear o deslizar el dedo en un celular, y más íntimo (y silencioso) que gritarle instrucciones a Alexa. Aunque sigue estando en etapas tempranas de desarrollo, se imagina que puede ser útil para varias cosas. Entre ellas, llamar a un Uber o hacer más fácil la comunicación para personas con problemas para hablar.

Los investigadores también han probado AlterEgo como una forma de comunicarse de manera silenciosa y discreta. De acuerdo a un estudio, el 92% del tiempo, en promedio, este pudo capturar correctamente lo que los usuarios decían.